Que se tengan 159 maestros y 440 estudiantes enfermos de coronavirus justo cuando algunos hablan de volver a clases presenciales