Que la gobernación tenga deudas que casi llegan a los Bs. 3200 millones, cuando el ex gobernador Adrián Oliva dijo que sólo eran de Bs. 900 millones