Aprehensión de exjefe policial salpica a expresentadora de Tv y a un grupo paramilitar que operó en 2019

La aprehensión este lunes del coronel David de la Torre, exjefe contra el robo de vehículos, se convirtió en la punta del ovillo para desenmascarar a un grupo paramilitar que poseía estructura, jerarquía y financiamiento para sustentar el golpe de Estado de 2019. La expresentadora de televisión Melisa Ibarra formaría parte de esa organización delictiva. La Fiscalía la convocó a declarar mañana martes.

El coronel De la Torre, exjefe departamental de la Dirección de Prevención e Investigación de Robo de Vehículos (Diprove), fue aprehendido en el marco de la investigación por asociación delictuosa y ejercicio indebido de la profesión.

Ibarra es acusada de encubrimiento con relación al ejercicio indebido de la profesión y asociación delictuosa, indica la orden de citación de la Fiscalía de La Paz.

El caso fue abierto por la denuncia de Jesús S. T., quien indicó que el 5 de mayo del año pasado, durante la cuarentena rígida, en la zona Sur de La Paz, fue víctima de una tentativa de rapto por una pareja que conducía un vehículo blanco. La pareja se identificó como perteneciente al GACIP (Grupo de Apoyo Civil a la Policía). Posteriormente, se determinó que el motorizado pertenecía a Ibarra, informó el periódico La Razón en su edición digital.

Tras una investigación de la Fiscalía, se encontró que la pareja no trabajaba en la institución del orden, pero que “habrían sido utilizados por un oficial de la Policía para que puedan utilizar los uniformes”.

La pesquisa estableció que el vehículo, en 2020, hizo recorridos por la zona sur y pedía dinero a quienes infringían las restricciones impuestas por el gobierno de facto.

Ibarra hizo saber que sufrió el robo de su vehículo, pero no presentó denuncia a la Policía, aunque la compañía aseguradora desembolsó el dinero por la póliza en caso de pérdida, indica el informe.

La Fiscalía encontró, en el vehículo, uniformes, manillas que pertenecen al GACIP y granadas de gases lacrimógenos, además de la llave original del vehículo, lo que derivó en la convocatoria de Ibarra a declarar ante el fiscal.

Sin embargo, el investigador privado Sergio Huamán, mostró al canal televisivo Bolivia Tv, documentos, fotos e informes que muestran que Ibarra contribuyó, prestó su vehículo y financió un grupo paramilitar que tenía estructura, jerarquía y financiamiento para actuar durante el golpe de Estado de 2019.

“Hay una organización paramilitar vinculada a estos hechos”, indicó.

El investigador dijo que esa organización está compuesta por “Mauricio Z. H, que es el lugarteniente de Ibarra, quien ha proporcionado vehículo, medios, insumos, logística para diferentes hechos, para empezar el golpe de Estado”.

El grupo de Ibarra estuvo involucrado en las agresiones a campesinos e indígenas, en 2019, y en la venta irregular de pruebas de COVID-19 que habrían sido desviadas de una donación para la Policía. Incluso, ella ofreció en sus redes sociales vender dichas pruebas, indicó Huamán.

Según el investigador, Ibarra fue la encargada de organizar, financiar a dicho grupo que, tiempo atrás, intentó la toma de las oficinas del Defensor del Pueblo.

Ahora, Ibarra fue convocada a declarar en la Fiscalía para esclarecer sus responsabilidades en estos casos.

Fuente: ABI