Descubren que el periodo oxigenacíon de la atmósfera terrestre tardó 100 millones de años más de lo que se pensaba

El oxígeno es uno de los elementos fundamentales que permitieron el florecimiento de la vida sobre la Tierra tal y como la conocemos. Sin embargo, el proceso a través del cual nuestro planeta adquirió su característica atmósfera oxigenada tardó 100 millones de años más de lo que se pensaba anteriormente, según un nuevo estudio realizado por un equipo internacional de investigadores.

De acuerdo a la teoría más aceptada, hace unos 4.500 millones de años, cuando se originó la Tierra, la atmósfera carecía casi completamente de oxígeno. No obstante, debido a una serie de fenómenos climáticos, los niveles de este elemento comenzaron a aumentar y a descender periódicamente hasta que, hace unos 2.320 millones de años, el oxígeno comenzó a formar una parte significativa de la atmósfera del planeta, un periodo conocido como el Gran Evento de Oxidación.

En este contexto, los resultados del análisis de las firmas químicas de un conjunto de rocas depositadas en el océano durante ese evento revelaron que los niveles de oxígeno continuaron oscilando hasta hace 2.220 millones de años, cuando el planeta alcanzó finalmente un punto de inflexión permanente, demostrando que el Gran Evento de Oxidación duró 100 millones de años más de lo que se creía.

«Se cree que este primer período de oxigenación se produjo hace entre 2.430 y 2.320 millones de años. Sin embargo, nuestra investigación muestra que, de hecho, la oxigenación de la atmósfera fue muy inestable durante un período de unos 200 millones de años, y que la oxigenación atmosférica permanente se produjo más tarde de lo que se pensaba», apuntó Simon Poulton, coautor de la investigación.

Del mismo modo, los científicos notaron que el aumento y la disminución del oxígeno en el planeta parecen coincidir con cuatro grandes glaciaciones globales, lo que, en su opinión, podría confirmar una relación causal entre los niveles de oxigenación atmosférica y los cambios climáticos masivos ocurridos hace cientos de miles de años.

El aumento del oxígeno atmosférico fue un factor clave para la habitabilidad de la Tierra. «Desentrañar su historia nos permite, en última instancia, comprender cómo el oxígeno se elevó a niveles suficientes para permitir la evolución de los animales», explicó David Johnston, coautor del estudio.

Producto de los resultados de su investigación, publicados recientemente en Nature, los académicos han propuesto adoptar el nombre de Gran Episodio de Oxidación, ya que su temporalidad ha sido considerablemente extendida.

Fuente: RT.COM