Conmoción en China por el encubrimiento masivo de un asesino que se liberó y se convirtió en funcionario de alto rango

El pasado miércoles, la autoridad judicial de la Región Autónoma de Mongolia Interior en China declaró en un comunicado que 84 funcionarios estuvieron involucrados en un escándalo de hace casi tres décadas, en 1992, cuando un asesino sentenciado a 15 años de cárcel por el asesinato de un joven fue liberado tras cumplir solo tres meses de su condena y luego se convirtió en funcionario de alto rango, informa South China Morning Post.

El criminal en cuestión es Batu Menghe, a quien encarcelaron cuando tenía 18 años por haber matado a puñaladas a otro joven, Bai Yongchun, en la aldea donde ambos vivían.

Sin embargo, una reciente investigación reveló que Menghe nunca cumplió su condena de 15 años, sino que fue liberado pasados apenas tres meses porque necesitaba un «tratamiento médico».

La madre del criminal, Tong Laga, que por entonces era funcionaria de la salud, y su tío, Chao Lumen, un funcionario de educación, jugaron un papel clave en esta liberación anticipada, pues les pidieron a dos altos funcionarios del hospital local que emitieran un certificado con un diagnóstico falso.

Menghe no volvió a prisión luego de su supuesto tratamiento, sino que se mudó a la localidad de Bayankuren, donde vivió 14 años, un hecho que 84 funcionarios de la prisión ayudaron a encubrir.  

En 2007, la fecha oficial en la que finalizaba su condena, Menghe recibió un certificado de liberación del director de la prisión según el cual había cumplido su sentencia completa.

Más tarde, en 2010, Menghe se convirtió en miembro del Partido y fue elegido como diputado del Congreso Popular en la pequeña región de Xiwuzhuersumu.

En 2012, Menghe tomó el cargo de delegado del Congreso Popular en la región de Chenbaerhu Banner y fue elegido ilegalmente como jefe de aldea en 2009, 2012 y 2015.

No obstante, Han Jie, la madre del joven asesinado, nunca dejó de exigir justicia para su hijo y de denunciar el caso de Menghe, por lo que las autoridades finalmente decidieron investigarlo.

En 2017, Menghe fue arrestado y devuelto a la cárcel por haber malversado más de 44.000 dólares mientras desempeñaba su cargo público.

El año siguiente un tribunal dictaminó que, debido a su fuga ilegal de la cárcel en 1993, Menghe debía cumplir el resto de su sentencia de 15 años.  

Por otro lado, 54 de los 84 funcionarios que habían ayudado Menghe a escapar recibieron duras medidas disciplinarias, mientras que 20 recibieron sentencias más leves y 10 aún están bajo escrutinio policial. Otros 10 funcionarios murieron antes de que las autoridades concluyeran la investigación.

Fuente: RT.COM