Que el presidente Luis Arce haya hecho entrega de una unidad educativa en Chiquiacá, corazón de la reserva de Tariquia, espacio olvidado por las autoridades