Equinoccio más Viento Solar

Estamos ingresando aún equinoccio de energías bastante especial. Lo digo porque este evento energético así de importante es desde siempre pero, mucho más desde 2015 cuando empecé a darme cuenta de esto
Las energías están depurando desde hace días y eso es común el este evento dias antes del mismo pero ahora este hecho esta y estará alterado por que?…el equinoccio no transcurrirá de forma «Normal»…nuevamente las energías del viento solar estarán golpeando la Tierra desde hoy e incluso en el mismo equinoccio.

Estamos por tanto en este momento y estos días previos en una fase más de expulsión de patrones mentales, estructuras limitaciones etc, esto es lo que produce las distintas «inestabilidades» que podemos atravesar ahora mismo y desde hace varios días atrás.

Porque las energías previas están depurando todo y en esta ocasión, el viento solar unido al equinoccio lo hara diferente porque las energías estarán fusionadas.
Es un tiempo días y horas de posibles confusiones y sensaciones similares en varios aspectos físicos y emocionales.

Recordar que en esencia los vientos solares estarán nuevamente en esa depuración general y que a su vez estarán terminando esta etapa de los primeros tes meses de transición Piscis a Acuario 2021.

En realidad aunque tu propio entorno partícular o familiar o social no lo demuestra, todos son más diferentes cada uno de los que está más o menos «Consciente» de este proceso complejo, es diferente a lo que fue antes, y seguirá siendo así, lo que sucede es que no existen hasta ahora suficientes momentos tiempos para poder notarlo en lo cotidiano pero eso sucederá más tarde o temprano.

La inestabilidad será muy posible dada tanta energía y tanto estrés de cuerpo físico y emocional y también de los órganos internos.

Picos de energías estan moviéndose ahora y habrá lógicamente más cuando lleguen los vientos solares por la transformación que vive nuestro sol sin nombre desde fin de año 2020.

Seguimos dejando lo que ya no sirve para incorporar lo que si nos hará bien como nuevos seres humanos.

Eduardo Ostraujov