El presentador Piers Morgan renuncia a su programa tras decir que «no cree ni una palabra» de lo que Meghan Markle dijo en entrevista a Oprah Winfrey

El presentador de televisión británico Piers Morgan renunció al programa Good Morning Britain, de la cadena ITV, tras una disputa por sus aseveraciones acerca de Meghan Markle.

La cadena aceptó su dimisión. «Tras las discusiones con ITV, Piers Mogan ha decidido que es el momento de abandonar Good Morning Britain. ITV ha aceptado esta decisión y no tiene nada más que agregar», reza un comunicado de la empresa, citado por The Guardian.

Investigación de Ofcom 

La noticia se produjo al tiempo que el organismo regulador de las telecomunicaciones en el Reino Unido, Ofcom, anunciaba haber recibido más de 41.000 denuncias en torno a los comentarios que Morgan hizo sobre la duquesa de Sussex, por lo que inició una investigación.

En concreto, Morgan puso en duda este lunes que Markle haya dicho la verdad durante la entrevista que concedió a Oprah Winfrey. «¿Qué te dijeron? Lo siento, no creo ni una palabra de lo que dijo ella, Meghan Markle. No le creería si me leyera un informe meteorológico», declaró el presentador.

Al día siguiente, Morgan —que ya había criticado a Markle en repetidas ocasiones— dijo que expresó sus pareceres «como una cosa integral». «No creo, en general, lo que Meghan Markle está diciendo en esta entrevista, y todavía tengo preocupaciones serias sobre la veracidad de mucho de lo que dijo», afirmó. «Pero permítanme solo dejar constancia de mi posición sobre la enfermedad mental y el suicidio. Son cosas extremadamente serias, que deben ser tomadas muy en serio, y si alguien se está sintiendo de esa manera, debe recibir el tratamiento y ayuda que necesita», destacó.

Este martes, Morgan tuvo también una disputa en directo con su colega Alex Beresford, presentador meteorológico, tras lo cual abandonó brevemente el estudio. Beresford defendió a los duques de Sussex y acusó a Morgan de «continuar poniéndosela verde» a Markle.

Principales revelaciones de los duques de Sussex

La entrevista con Oprah, la primera que concede la pareja desde que hace un año se desvinculara de la familia real británica, fue reveladora y polémica. En particular, Meghan Markle contó que la presión que ha tenido que enfrentar le hizo pensar en el suicidio, mientras que el príncipe Enrique declaró que si él y su esposa decidieron irse del Reino Unido fue «en gran parte» por causa del racismo.

La duquesa de Sussex también afirmó que cuando estaba embarazada de su primogénito Archie, en la familia real hubo «preocupaciones y conversaciones sobre cuán oscura podría ser su piel cuando naciera». 

Fuente: RT.COM