A los 18 años, un cochabambino se suma a KTM y cumple su sueño de niño

«De niño, siempre soñé con ser parte de una marca tan reconocida en Bolivia y el mundo. Le doy gracias a Dios, que está cumpliendo uno de mis sueños de infancia. Mucha gente tuvo que ver en mi formación. También agradezco infinitamente a mi papá, que sin el apoyo de él no estaría viviendo tan lindos momentos. Él es mi guía, es quien día a día me alienta a seguir con esta hermosa pasión del motociclismo. Es el gran gestor de todo este proyecto».

Esa fue parte de la confesión abierta del piloto cochabambino Manuel Medrano, quien a los 18 años firmó con el team KTM Bolivia, en un paso que lo llena de orgullo personal y lo convierte en una ficha especial clave del motociclismo boliviano y con proyección internacional.

El Loco, quien se abrió espacio en el deporte tuerca con su primer título nacional a los 13 años (categoría 85cc MX, en 2016), vive uno de sus mejores momentos competitivos, pese a las circunstancias de la pandemia y al parate de las carreras.

Medrano está feliz. Y la «familia naranja» de la escudería le dio la bienvenida al cochabambino, que correrá en cross, sobre una KTM 250 SX-F.

De ahora en más, Manuel se concentrará en representar a lo grande a KTM, una de las empresas más consolidadas del mundo.

«Me siento muy entusiasmado y (quiero) tratar de empezar a correr con ansias a los nacionales. Agradezco a todos los que me apoyaron siempre. Esto recién comienza», escribió en su cuenta personal de la plataforma Facebook.

Ha crecido en una familia en la que la pasión por el motocross fue el elemento compartido entre tíos, hermanos y sobrinos. Su padre, Freddy, al igual que su tío, Jhonn, le sembraron muy adentro el gusto por la adrenalina.

Fuente: Opinión