Noticias El Periódico Tarija

En cinco departamentos del país (Chuquisaca, Tarija, Beni, Pando y La Paz) y a 24 horas para que venza el plazo para sustituir a los candidatos rumbo a las Subnacionales del domingo 7, los frentes políticos no cumplen aún con todos los criterios de paridad y alternancia que son contemplados dentro de las normas electorales, por lo que corren el riesgo de ser observadas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE). En Cochabamba, sin embargo, sucede lo contrario. El cumplimiento a lo establecido se da al 100%.

La Coordinadora de la Mujer concretó un análisis detallado sobre el comportamiento de las alianzas con relación a la participación de las mujeres en la contienda electoral. Allí detectó que el promedio nacional de cumplimiento de paridad y alternancia es el 90% para asambleístas por población, y del 91% para asambleístas por territorio. 

En un comunicado, la entidad realiza una observación importante: «Sin embargo, cuando se pone el foco en los nueve departamentos y se analizan la complejas variables electorales que rige en cada uno, junto con los actores políticos específicos que compiten en cada caso, el panorama es heterogéneo y, en algunos casos, preocupante».

La nota cita una reflexión de la directora ejecutiva de la Coordinadora de la Mujer, Mónica Novillo: «Hay que recordar que cada proceso electoral, sea municipal o departamental, representa una elección por sí misma; hasta las reglas de decisión cambian de un caso a otro, al menos a nivel departamental. Debido a esa complejidad, el análisis de la paridad y alternancia de género en las listas de candidaturas para las asambleas legislativas departamentales se hace con base en la cantidad y porcentaje de indicadores cumplidos por cada tipo de cargo en su interior».

COCHABAMBA, AL 100%

Según los gráficos presentados por la organización, el caso que más sorpresa causa es el de Tarija. Allí, las alianzas cumplen apenas el 52% (asambleístas por población) y 61% (por territorio) de los criterios normados, lo que afecta al equilibrio de oportunidades en los géneros. En la Llajta, no obstante, acontece lo contrario. Los análisis de la Coordinadora de la Mujer indican que los criterios se cumplieron al 100% tanto en los asambleístas por población como en los asambleístas por territorio.

Este estudio fue elaborado con datos del TSE hasta el 22 de febrero pasado.

Fuente: Opinión