Familias de desaparecidos encuentran fosas con 19 cuerpos en el estado mexicano de Guanajuato y reciben amenazas de la policía tras el hallazgo

Imagen ilustrativa

En menos de una semana, familiares de personas desaparecidas en México han descubierto al menos 10 fosas comunes, en las que se han encontrado unos 19 cuerpos.

El hallazgo se produjo en un predio cerca del cementerio de la comunidad de El Sauz de Villaseñor, en el municipio de Celaya, estado de Guanajuato, al centronorte del país, reseñó Animal Político.

«Fuimos a ver porque se escuchaban rumores de que en esa área se oían lamentos, disparos y lloros«, dijo al medio Norma Patricia Sánchez Barrón, de Irapuato (también Guanajuato), quien está en la búsqueda de esposo, Juan, y su hijo, Kevin Daniel, secuestrados en junio de 2019 por un grupo de hombres armados en el exterior de su casa.

En el terreno, el pasado sábado 20 de febrero, Sánchez y otras familias encontraron una vivienda abandonada con mensajes alusivos a un grupo delictivo, una sábana con sangre y agujeros de bala en las paredes. 

«Empezamos a checar una inconsistencia de la tierra y fue que decidimos varillar [enterrar varillas metálicas en el terreno]», mencionó la mujer.

Tras más de siete horas en el lugar, dieron con un primer indicio de que hubiese un cuerpo y para no caer en «conducta que fuera delictiva», dice Sánchez, llamaron a varios cuerpos de seguridad para que hicieran la verificación.

La disputa con las fuerzas de seguridad

La mujer cuenta que primero llamaron a la Fiscalía General del Estado (FGE) y no tuvieron respuesta; luego a la Comisión Estatal de Búsqueda, desde la cual respondieron que podían acudir apenas el martes, cuando se levantaran algunas de las restricciones impuestas por el covid-19; y, finalmente, se comunicaron con el 911.

Al lugar llegaron agentes municipales de Celaya, pero en lugar de brindar el apoyo que necesitaban, comenzaron a amenazar a las familias, aseguró Sánchez.

«Nos preguntaban que cómo habíamos obtenido la información. Y nos dijeron que nos iban a llevar detenidos. Temimos por nuestra vida (…) Ellos tenían sus armas largas. Pensamos que nos iban a hacer algo. Así que empezamos a tuitear que nos iban a detener», contó.

Debido al escándalo que se formó, al lugar llegaron otros familiares de desaparecidos y agentes de la FGE, por lo que no se procedió a ningún arresto.

La búsqueda de restos se mantuvo el domingo y los días posteriores y, hasta ahora, se han encontrado esos 19 cuerpos. Sin embargo, las excavaciones continúan en otros puntos del predio, que ya han sido demarcados por la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).