Bolsonaro, sin usar mascarilla, genera aglomeraciones en el estado de Ceará a pesar del aumento de casos de covid-19 y critica las restricciones

Bolsonaro saluda durante una ceremonia en el Palacio Planalto en Brasilia, 24 de febrero de 2021

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, estuvo este viernes en Tianguá, en el estado de Ceará, al noreste del país, donde participó en la inauguración de un trecho de una carretera en la entidad.

Durante su visita, sin usar mascarilla ni ninguna otra medida de prevención, Bolsonaro generó una aglomeración en la ceremonia —pese a que esta entidad ha registrado un aumento de casos de coronavirus en las últimas semanas— y manifestó estar contento por estar junto al pueblo.

«A los políticos que me critican les sugiero que hagan lo mismo. Tengo un gran placer de estar en medio del pueblo«, dijo.

Su presencia fue criticada por el gobernador de Ceará, Camilo Santana, que informó que no participaría del evento, reseñó G1.

Durante el acto, Bolsonaro volvió a criticar, como lo ha hecho en reiteradas oportunidades, la adopción de medidas de restricción impuestas por algunos gobiernos regionales para detener el avance del coronavirus.

«El pueblo ya no consigue quedarse en casa. El pueblo quiere trabajar. Esos que cierran todo y destruyen empleos están en contravía de lo que el pueblo quiere», manifestó.

«Estudio» sobre el cubrebocas

Un día antes, durante la intervención en vivo que hace cada jueves a través de su página en Facebook, Bolsonaro citó un supuesto estudio de una universidad no especificada en Alemania sobre el uso de las mascarillas en niños.

Según el mandatario, ese estudio revela que los cubrebocas pueden provocar «irritabilidad, dolor de cabeza, dificultad para concentrarse, disminución de la percepción de felicidad, negativa a ir al colegio o guardería, desánimo, vértigo y fatiga», en los niños.

«Yo tengo mi opinión sobre las mascarillas, cada uno tiene la suya», dijo el presidente y, aunque hizo referencia a ese supuesto informe, admitió que está «esperando un estudio más profundo de esto por parte de personas competentes».

La situación en Brasil

Este jueves, el gigante suramericano registró la segunda cifra diaria de muertes por coronavirus más alta desde que la pandemia golpeó al país.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Secretarios de Salud (CONASS) hubo 1.541 nuevos decesos, número que es superado solo por el informado el 29 de julio de 2020, cuando se registraron 1.664 fallecimientos. Además, con ello, el país superó las 250.000 víctimas fatales.

Ante el agravamiento de la situación, el colapso de las unidades de cuidados intensivos y saturación de las áreas de hospitalización, en algunos estados ya se han tomado medidas. El pasado miércoles, las autoridades de Sao Paulo determinaron imponer el toque de queda nocturno entre las 23 y las 5:00 de la madrugada, a partir de este viernes.

También se anunciaron toques de queda en Amazonas, Mato Grosso, Piauí y Sao Paulo. Y la noche de este viernes comienzan a regir confinamientos en Paraná, Santa Catarina y Bahía.

FUENTE:RT.COM