Torres anuncia auditorías internas a proyectos del exalcalde Rodrigo Paz

El candidato a alcalde por Unidos, reveló que ha dispuesto de un equipo técnico para analizar todas las obras impulsadas por el actual senador tarijeño
Gabriel Morales Espíndola/Bolinfo/Tarija
(elPeriódico-Febrero, 24/2021) El candidato a alcalde municipal de Tarija por la alianza Unidos por el Cambio, Johnny Torres Terzo, conversó en exclusiva con El Noticiero de Canal 15 sobre sus planes para la administración pública, abordando el futuro de proyectos impulsados durante la gestión de Rodrigo Paz Pereira, como el Puente 4 de Julio, Ciudad Inteligente y otras obras polémicas que generaron el descontento de la ciudadanía.

“El Puente Millonario, las ‘camaritas’, el Mástil, nosotros vamos a hacer un corte administrativo y financiero en la gestión pública y vamos a mandar a auditorías todo lo que corresponda, sea en los 5 años de don Rodrigo Paz o más atrás si es necesario, vamos a darle lo que el pueblo quiere: transparencia, respuestas”, aseguró.

Recogiendo el término de “papas calientes” para referirse a las obras mencionadas, que en sí mismas han representado fuertes inversiones para el Gobierno Municipal y, por consiguiente, para el bolsillo del ciudadano, Torres mencionó que ha destinado parte de su equipo técnico a “investigar” las mejores soluciones para llegar a la Alcaldía y comenzar a establecer lineamientos de trabajo enmarcados en la fiscalización desde el primer momento.

“No porque se trate de Rodrigo Paz pero algunas de las obras se pueden parar si es a beneficio de la ciudad, el puente 4 de Julio tiene un avance financiero de unos Bs 35 millones de un total de Bs 75 u 80 millones que podrían ser 90, es un puente de cuatro vías, el doble del puente Bicentenario, que ha costado Bs 18 millones, haciendo aritméticas el puente 4 de Julio debería costar cerca de Bs 36 millones”, acotó.

elAPUNTE

Posible cobro de boletas

“Aquí hay responsabilidad de quien diseño el puente, quien lo construyó y quien lo supervisó, tres instancias y se supone que debían revisar cómo se ha hecho la obra y si estaba bien, después del diseño se licita y el que va a ir a construir tiene que estudiarlo y estar convencido que está bien, viene el supervisor que se supone que sabe más que el constructor y tiene que dar la obra de proceder, todos han estado de acuerdo y mira donde terminamos”, acotó Torres Terzo.