Rummenigge tensa la cuerda con Süle y anuncia rebajas

El Bayern, acostumbrado a golpear, ahora también recibe directos. Alaba ha sido el primero y puede que no sea el último. El equipo bávaro, como tantos otros poderosos en Europa, está mirando al milímetro cada euro y eso tendrá consecuencias. No queda otra. Con Alaba no llegó a un acuerdo, por más que se señalara a las ganas del suizo por acometer nuevas experiencias. El Bayern no quiere hacer locuras, no puede dada la situación económica que le afecta, como a todos los clubes, por la pandemia. Y en estas le ha pillado en plena renovación de su defensa. Alaba se va, con Boateng se negocia (termina contrato en junio) y a Süle se le da largas.

Tal cual. El internacional alemán finaliza su contrato en 2022 y ya se ha dejado querer. Tüchel está interesado y cree que lo puede llevar hasta Londres. Le encaja. Fuerte y polivalente, pudiendo actuar tanto de central como de la lateral derecho. Süle lo sabe y a través de sus agentes ha mandado algún mensaje al Bayern, que no ha terminado de sentar muy bien a Rummenigge, consejero delegado del club muniqués.

El mandatario le ha mandado un mensaje al defensa y es un aviso para navegantes. Va a haber rebajas y no se harán locuras. «Queremos a los buenos jugadores de la selección alemana en el FC Bayern. Süle todavía tiene un año de contrato. Vamos a hablar con él y a ver dónde nos llevan esas conversaciones. Trataremos el asunto con seriedad y con calma durante el verano. El coronavirus también ha causado daños económicos al Bayern. Si encontramos una solución, estaremos encantados de ampliar el contrato de Süle, pero eso sólo será bajo ciertas condiciones», explica Rummenigge en ZDF. 

Con Süle el Bayern parece jugar con dos barajas. En primer lugar, Boateng es más urgente y, después, el rendimiento del polivalente defensa no está siendo como para encima presionar al Bayern. Alternando como central y lateral, Süle ha tenido más de un error grosero esta temporada. Incluso se ha llegado a poner en duda su forma física, algunos críticos han especulado sobre un sobrepeso. El Bayern no está muy contento y parará todo lo posible su renovación con dos objetivos. No restar liquidez para otra pieza más valiosa y seguir escrutando el mercado. Ya se ha asegurado a Upapecano y Rummenigge anuncia rebajas, por lo que Süle no parece ser una prioridad. Más aún cuando el Leipzig se ha colocado a tiro del Bayern en la Bundesliga y vuelve la Champions.

Fuente: AS