La Justicia para la Paz de Colombia eleva a 6.402 las víctimas de «falsos positivos» durante los primeros seis años de Uribe

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de Colombia informó este jueves que, de acuerdo con una exhaustiva investigación, han establecido que entre 2002 y 2008 hubo 6.402 personas asesinadas por agentes del Estado y presentadas como «bajas en combate», lo que ha recibido el nombre de «falsos positivos».

Esta escandalosa cifra supera ampliamente a la presentada en un informe de la Fiscalía General de la Nación en julio de 2018, en la que contabilizaba 2.248 víctimas de falsos positivos en Colombia y en un período más largo, entre 1988 y 2014.

El lapso indicado por la JEP en su reciente comunicado, de 2002 a 2008, corresponden a los primeros seis años del mandato presidencial de Álvaro Uribe Vélez.

«El resultado muestra que durante esta etapa se registró el 78 % del total de la victimización histórica», menciona la institución, que añade que «el fenómeno macrocriminal cayó drásticamente en el 2009, al pasar de 792 víctimas en 2008 a 122 casos reportados» el siguiente año.

Subcasos regionales

De acuerdo con la JEP, el departamento de Antioquia registró el 25 % del total de víctimas ocurridas a nivel nacional entre 2002 y 2008, es decir, una cuarta parte del total; el año en el que hubo la mayoría de estos asesinatos fue en 2004. Según la institución, la IV Brigada del Ejército Nacional, con jurisdicción en la zona, podría ser la responsable del 73 % de las muertes identificadas en el departamento, pero en un período más prolongado, de 2000 a 2013.

En la región de la Costa Caribe se registró el 7,3 % de los asesinatos en el departamento de Cesar y 4 % La Guajira en el período investigado. En esta zona responsabilizan a miembros del Batallón de Artillería No. 2 «La Popa».

También reportan casos de los departamentos Norte de Santander, Huila, Casanare y Meta, donde responsabilizan de los hechos a la Segunda División del Ejército Nacional, a la Quinta División, a la Cuarta División y al Batallón de Infantería no. 21 «Batalla Pantano de Vargas» (BIVAR), respectivamente.

Cuerpos en bolsas y baldes

Previo a esta noticia, este miércoles, la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) informó que recuperó y reubicó a 416 cuerpos que se encontraban en bolsas y en baldes en el cementerio La Dolorosa del municipio de Puerto Berrío, en el departamento de Antioquia.

«Entre las estructuras óseas que fueron protegidas y reubicadas se encontrarían víctimas de desaparición en el conflicto armado«, dice el texto de la UBPD.

Luz Marina Monzón, directora general de la UBPD, señaló que al menos 104 de los cuerpos «presentan lesiones que pueden corresponder a muerte violenta y potencialmente ser personas que fueron desaparecidas».

Según la institución, en el cementerio La Dolorosa aún hay otros cuerpos, dispuestos en osarios y enterramientos individuales, que podrían corresponder a personas desaparecidas.

Fuente: RT.COM