Que las últimas lluvias están provocando la crecida de ríos y quebradas, este fenómeno perjudica la normal distribución de agua potable en la ciudad