La Administración Nacional de Medicamentos de Argentina aprueba la vacuna rusa Sputnik V

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) de Argentina aprobó en la noche de este martes el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el coronavirus.

El fármaco desarrollado por las dos empresas científicas “presenta un aceptable balance beneficio-riesgo”, según lo expuesto por la Anmat en el comunicado de aprobación de la vacuna, el cual tendrá vigencia de un año.

De igual manera, la aprobación obliga a que se le haga un seguimiento constante a la aplicación de esta vacuna y a la “seguridad y eficacia del medicamento”, que incluye informes y avances que se deberán presentar ante el Instituto Nacional de Medicamentos.

Sin embargo, el Gobierno argentino todavía no ha logrado cerrar ningún acuerdo con Pfizer para la adquisición de sus vacunas.

“La Anmat dice que la vacuna sirve. Eso es un carril independiente de la negociación para la compra. Sin la resolución de Anmat para cualquier vacuna que sea, no se puede aplicar ninguna vacuna en el país. En ese momento tenemos una sola vacuna aprobada, la de Pfizer”, explicó al diario Clarín Pedro Cahn, infectólogo que asesora al Gobierno durante la pandemia.

Cahn hace referencia a la vacuna Sputnik V, la cual no cuenta con aprobación de la Anmat, pero que ya fue comprada por el Gobierno. Precisamente este martes un avión de Aerolíneas Argentinas despegó rumbo a Rusia para recoger las primeras miles de dosis adquiridas por el país gaucho.

En días anteriores, un abogado de confianza del ministro de Salud argentino reveló a los medios de comunicación que las negociaciones entre Pfizer y el Gobierno no han podido cerrarse debido a que la farmacéutica está poniendo “condiciones inaceptables” que todavía son desconocidas.

Además de la vacuna rusa Sputnik V, el Gobierno argentino también cerró un acuerdo de adquisición de dosis contra la COVID-19 con AstraZeneca.​​​​​​​

Fuente: RT.COM