Que el penal de Morros Blancos otra vez no cuente con personal administrativo ni Director, peor aún cuando recientemente un reo murió en el pabellón de máxima seguridad por causas no esclarecidas