Existen otros tipos de coronavirus en murciélagos capaces de pasar a los humanos, advierte una viróloga de Wuhan

Fuente: RT.COM

Los murciélagos que habitan en las regiones fronterizas del sur y suroeste de China albergan otros tipos de coronavirus que ya tienen la capacidad de pasar a los humanos, advirtió la viróloga Shi Zhengli, del Instituto de Virología de Wuhan, durante un seminario en línea organizado el 3 de diciembre por la Academia Nacional de Medicina y la Academia Veterinaria de Francia. Agregó que es probable que estos virus, incluidos los parientes cercanos del SARS-CoV-2, estén circulando en la naturaleza más allá de China.

«No deberíamos buscarlos solo en China, sino también en los países del sur de Asia», indicó Shi, cuyo equipo de investigación descubrió por primera vez en febrero que el nuevo coronavirus está vinculado con murciélagos.

Un posible huésped intermedio

Actualmente se cree que el reservorio natural del SARS-CoV-2 son los murciélagos, pero Shi señaló que lo más probable es que el virus se transmitiera a otro animal, que sirvió de huésped intermedio antes de llegar a los humanos. Ese animal aún no se ha identificado, pero hay suposiciones de que podrían ser los pangolines. Shi sugirió que, si el huésped intermedio era el pangolín, entonces es posible que el virus salte de los murciélagos a los pangolines fuera de China, ya que todos los pangolines que llegan a China son introducidos de contrabando desde otras naciones asiáticas, incluida la India.

De momento tampoco está claro cuánto tiempo pudo haber estado circulando el virus en ese animal o en humanos antes de que fuera detectado a fines del año pasado. De acuerdo con Shi, el SARS-CoV-2 podría haber estado en uno u otro «durante mucho tiempo».

Este punto de vista es apoyado por el profesor Edward Holmes, virólogo de la Universidad de Sídney, quien no participó en dicho seminario, pero opina que el coronavirus podría haber estado en un huésped intermedio durante mucho tiempo, y quizás incluso en humanos durante unos meses antes de que se informara. «Es perfectamente posible que el evento inicial de transmisión entre especies no haya ocurrido en Wuhan o sus alrededores. Puede que ni siquiera haya sucedido en la provincia de Hubei», dijo Holmes a The Guardian.