Fútbol nacional: Aún se requiere unanimidad para modificar convocatoria

El Consejo de la División Profesional (archivo). | José Rocha

El comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) convocó al Consejo de la División Profesional para este 24 de noviembre y, si bien el tema del quórum para instalarlo fue modificado a simple mayoría, aún se requiere unanimidad de los 14 clubes para modificar la convocatoria del campeonato 2020.

El artículo 19 de la convocatoria del Campeonato 2020 señala: “La presente convocatoria podrá ser modificada parcial o totalmente, por unanimidad de los clubes miembros de la División Profesional. Este punto sólo podrá ser modificada en un Consejo de la División Profesional”.

En el último congreso de la FBF, se modificaron los artículos referentes a la necesidad de 2/3 para instalar un consejo, ya sea de la División Profesional como de la Aficionados. Pero la toma de decisiones aún debe ser por unanimidad o por 2/3 y éstos sólo pueden ser modificados en los mismos consejos.

En este caso, si este martes, una vez instalado el Consejo de la División Profesional, se determina modificar el artículo 19, para que los cambios en la convocatoria sea por simple mayoría, aún requerirán de al menos 10 clubes para mover una coma del Reglamento General de Campeonato (RGC).

El artículo 63 del RGC señala: “El presente RGC podrá ser modificado parcial o totalmente por resolución de 2/3 votos de la totalidad de los miembros del Consejo de la División Profesional, en sesión expresamente convocada para este fin”, sin opción a que pueda ser cambiada en el consejo.

“Necesitamos 10 clubes, porque en este momento, más allá de poder nosotros sentarnos con el 50 más 1, e iniciar el consejo, no vamos a poder aperturar la convocatoria para tomar las decisiones de arrancar con el torneo”, explicó a los medios el director de competiciones de la FBF, Adrián Monje.

El directivo explicó que, si no se tiene el mínimo de los 10 clubes sentados en la sala, no se podrá dar viabilidad a la reanudación de las actividades, porque se podrían generar impugnaciones.

“En el momento que yo me sienta afectado en mis intereses, vale decir, si no consigo el premio que quería o los resultados que deseaba, puedo impugnar el campeonato, porque este calendario que se está jugando no fue aprobado en un consejo, como señala el estatuto”, explicó Monje.

El directivo señala que, como no se trata simplemente del cambio de un partido, o la modificación de una fecha, sino es la reprogramación de todo un campeonato se requiere la firma de todos los delegados para darle legalidad.

“Mientras los 14 clubes no firmen el reglamento, la convocatoria y el fixture como lo tiene que ser, vamos a tener siempre la probabilidad de que en cualquier momento un club que no esté de acuerdo interponga una impugnación en contra del campeonato, por no haberse cumplido lo que establece el reglamento”, asegura Monje.

El martes se tiene segura la presencia de los clubes del G8 y, en esta oportunidad, la postura de los equipos del G6 no es tan radical y es posible que asistan al Consejo citado en la ciudad de La Paz, con el objetivo de reanudar el campeonato profesional.

Monje asegura que la reunión debe ser presencial para las firmas de los delegados.

Siete semanas para finalizar el torneo

Con la cantidad de partidos que aún faltan por disputarse para dar por finalizado el torneo Apertura, según Adrián Monje, se requiere un mínimo de siete semanas, por lo tanto, es imposible que el campeonato finalice este año.

Para que el torneo terminara antes del 31 de diciembre, el balón tendría que haber vuelto a rodar el 25 de octubre,  pero o fue así y ahora se requerirán al menos dos semanas de enero de 2021 para finalizar el Apertura.

Aunque la idea de la dirección de competiciones es jugar dos partidos por semana entre miércoles y domingo, existe la posibilidad de jugar cada 48 horas, tal como sucede en la Copa Simón Bolívar, con la idea de finalizar el campeonato este año. Algunos clubes ya expresaron su aprobación a esta tendencia.

FUENTE: LOS TIEMPOS