CRECIDAS DE LA QUEBRADA DE EL MONTE RIESGO DE INUNDACIONES

opinion

Por AVA & HCU

La quebrada de El Monte atraviesa la ciudad de Tarija  (7,35 km) por una de las partes de mayor densidad poblacional, donde las viviendas y vías localizadas en las márgenes, han ocupado las terrazas bajas que eran las playas de inundación o cauce de las crecidas excepcionales de la quebrada.

La ciudad, en las márgenes de esta quebrada, prácticamente se encuentra desprotegida. Los estudios realizados han demostrado que las obras de protección existentes, son insuficientes y en algunos casos desfavorables para minimizar los riesgos de inundación.

Los puentes y muros construidos, han definido un cauce estrecho e insuficiente para el paso de crecidas extraordinarias, por lo que  los riesgos de inundación son muy altos.

La situación debería ser de gran  preocupación de las autoridades, puesto que no solo se tiene el riesgo de daños o destrucción de la infraestructura, sino de  pérdida de vidas humanas.

Los asentamientos humanos en las áreas de inundación se produjeron  a partir de la década de los años 70, con la expansión acelerada de la ciudad, con construcciones de viviendas, vías y jardines en las márgenes, hasta las orillas del cauce “activo”, estrechando éste en muchos sectores hasta límites inadecuados.

Las inundaciones son repentinas, se producen luego de un corto periodo de tiempo después de una tormenta, por el tamaño de la cuenca y sus características orográfico – topográficas.

No se tienen registros de caudales, ni medidas de las crecidas e inundaciones producidas, por lo que, la magnitud de estas, se estiman en base a las lluvias y para su análisis,  se recurre a información relacionada, como ser: reportes de prensa, fotografías  y niveles de inundaciones que se produjeron en los últimos años.

En la prensa local se han registrado algunos eventos que nos muestran la magnitud de estas y que constituyen una referencia muy objetiva del fenómeno, por lo que se anotan   seguidamente:  

Febrero 17 de 1978 – LA VERDAD

“Tarija en emergencia: Daños son considerables”

“Una intensa lluvia de  poco más de una hora solamente, provoco daños incalculables en la ciudad y sus alrededores, dejando sin hogar a más de un centenar de personas en la ciudad. La lluvia del día  miércoles 15 se inició a horas 16 con la caída de enormes granizos por un breve tiempo y minutos después, una torrencial lluvia que cubrió la ciudad inundando varios sectores. Y se produjo también una crecida de la  quebrada de El Monte, inundando las partes bajas como el barrio de las 14 viviendas el sector del asilo de ancianos, el predio del Servicio de Caminos y otros, con daños a equipos, muebles y también a la estructura de las viviendas”.

Diciembre 22 de 1992  AHORA – El PAIS

“Espectacular crecida causo serios daños materiales”

“La intensa precipitación pluvial acompañada de una fuerte granizada, en horas de la tarde de ayer, provocó significativos deterioros de inmuebles en varias zonas de la ciudad, como así mismo la rotura de parabrisas de motorizados, La precipitación pluvial provocó el desborde de la quebrada El Monte, inundando las instalaciones del Hospital San Juan de Dios y la Caja Nacional de Salud, ubicados al borde de la mencionada quebrada”.

Febrero 24 de 1996 – AHORA – El PAIS

“Torrencial lluvia causo inundaciones en distintos barrios de la ciudad de Tarija”

“Uno de los hechos más preocupantes fue la crecida de la quebrada de El Monte porque llego a desbordarse en algunos sectores y, como efecto varias viviendas fueron afectadas, especialmente en las urbanizaciones de UNEPRAT, la Salamanca y otras. La fuerte granizada destruyo también gran parte de los frutales y las plantas ornamentales”

Observando esta información de las  inundaciones, la crecida de mayor magnitud es  la que se produjo el 15 de  febrero de 1.978, que afecto al barrio de las  14 viviendas  y  el Asilo de ancianos. En ese año no habían muchas construcciones en el sector, o sea, aun no existían urbanizaciones en las terrazas bajas, no estaba construido el  Hospital y tampoco los puentes. 

Considerando esa situación, y observado  la magnitud de la precipitación, el nivel alcanzado por las  aguas y las fotografías aéreas de la época, se estima que esa crecida fue del orden de 250 a 300 m3/s, que equivale a un evento de alrededor de 60 a 80 años de Periodo de Retorno.       

La crecida del 21 de diciembre de 1992, inundó las terrazas bajas, afectando  viviendas y los Hospitales. Esa crecida, de menor magnitud que la del 1978, causó mayores daños debido a la mayor cantidad de edificaciones que se realizaron en las terrazas bajas. Ese incremento de las construcciones se hizo  sin tomar en cuenta, los niveles alcanzados por la inundación de 1978 y las recomendaciones que se dieron  en publicaciones de prensa posteriores a esa inundación.

La crecida del 23 de febrero de  1.996 inundó todos los sitios antes anotados, aunque la  magnitud haya sido menor a las anteriores. Esa situación se presentó debido a que en las terrazas bajas se siguió densificando la construcción de viviendas y  otro tipo de  infraestructura, que disminuyeron la capacidad  del cauce de la quebrada.