Bolsonaro: “Tenemos que dejar de ser un país de maricas”

FUENTE: La Vanguardia

Jair Bolsonaro lo ha vuelto a hacer. El presidente ultraderechista brasileño ha logrado en un mismo días pelearse con la comunidad homosexual, el presidente electo de EE.UU. y el gobierno chino.

“Ahora todo es pandemia, tenemos que acabar con ese negocio. Lamento los muertos, lo lamento. Todos vamos a morir un día. Aquí todo el mundo va a morir. No vale la pena intentar huir de eso. Huir de la realidad. Tenemos que dejar de ser un país de maricas”, declaró Bolsonaro el martes durante un acto en el palacio de Planalto, en Brasilia, volviendo a mostrarse como el mandatario más negacionista de la gravedad de la pandemia

El líder populista volvió a minimizar el riesgo sanitario que comporta el coronavirus al tratar de empatizar con el sector turístico brasileño, uno de los más afectados por la situación global, durante un acto sobre las consecuencias de la crisis en ese área tan importante para la economía del gigante sudamericano.

Tras el exabrupto homofóbico, Bolsonaro se dio cuenta inmediatamente del efecto que provocarían sus palabras y, sin ningún gesto de arrepentimiento, exclamó refiriéndose a los periodistas que seguían su discurso: “¡Mira qué plato lleno para la prensa.

Un plato lleno para los carroñeros que están allí al fondo!”. “Tenemos que enfrentarnos a pecho descubierto, luchar”, añadió sobre la pandemia, que con casi 5,8 millones de casos tiene a Brasil en el tercer lugar mundial de contagios y segundo en muertos, con 163.000, solo por detrás de EE.UU.