Geopolítica: las reglas del poder hegemónico en América, ¿Y, las elecciones?

Por: Nelson Aguilar Rodríguez

Bolivia: cerca de 300 días de Pandemia del Coronavirus en el país, en medio de la crisis: de salud, económica y política (hambre, desempleo y represión). La población se aferra a las elecciones del 18 de octubre y dos posiciones antagonizan, por un lado; la derecha que plantea un afianzamiento en la restauración al neoliberalismo con cinco candidatos (Meza, Camacho, Chi, Mamani y la duda de Baya’), y dos candidaturas renunciantes como la actual presidenta Añez y recientemente Quiroga; que tienelas mismas características de los anteriores candidatos. Y, todos contra una sola tendencia de izquierda (Arce). Estas 2 posiciones claramente manifiestas en el tablero de ajedrez. Pero, al parecer esto ocurriría en un hipotético marco de elecciones limpias y transparentes de un país soberano pleno. Sin embargo, se contrapone la otra cara de la triste realidad. El que define en América y el resto, es la geopolítica de la supremacía del poder imperial. Y,sus neoliberales locales son los que facilitan,debilitan y achican los estados con el fin de darcontinuidad del reacomodo al orden mundial hegemonizado por EUA. Y, hoy por hoy, este se encuentra en una guerra comercial contra suscompetidores capitalistas de China y Rusia. Aquí, los países pobres pagan la factura.

Es así que, en ese contexto se debaten todos los países del orbe y la región. Están, sujetos a diferentes mecanismos de reformas, control, dominación y diferentes tipos de represión como: guerras de cuarta y quinta generación, golpes duros y blandos; manipulación y posicionamiento de la información (analistas y Fake News); corrupción y prebenda(opositores), persecuciones y represiones políticas. De igual forma, existen otros modos que son laselecciones al estilo de Honduras con la participación de las FFAA (mutismo cómplice de Jorge Quiroga y S. Romero del TSE que fueron parte de la OEA). Y; algosimilar ocurrió en Bolivia (Sacaba y Senkata 2019); son formas fascistas para mantener el poder, pese a que las posiciones progresistas ganaron en la propia cancha de la democracia burguesa y ahora el pueblo humilde retrocede 14 años en sus conquistas sociales. Pero, es necesario entender que es imposible que las burguesías del continente y/o el país, construyan estados benefactores crecientes o fuertes y peor socialismo; pero si el pueblo trabajador unido lo puede. 

El ciclo es recurrente: la injerencia política,económico y social es repetitivo en la historia de Bolivia. Para esto, ilustramos algunos episodios sin detalles como: la guerra del Chaco en la década del 30 (guerra del petróleo 2 empresas de EUA y Inglaterra), el Plan Bohan de EUA en la década del 40; muerte del Che (fines de década del 60), el Plan Cóndor con dictaduras militares (1970-1982), recuperación de la democracia (1982-1985), Decreto Supremo 21060 (Neoliberalismo de 1985-2005); democracia blanda “revolución democrática cultural” (2006-2019) y nuevamente golpe (2019-2020). Actualmente, se implementa los Memorando de Entendimiento(MoU); que es un mecanismo de acuerdos que elude los parlamentos (2019-2020). Y; a la par está elDecreto Supremo 4272 de privatización Neoliberal(2020). Últimamente está la ratificación del MoU con el Fondo Monetario Internacional (FMI), con el intercambio de divisas por el ministro Marincovik queeludieron el parlamento (octubre de 2020). Donde los recursos naturales del estado corren la misma suerteel litio, tierras raras, oro y otros. Otros condicionamientos son dolarización de la economía(valor al tipo de cambio) y reducción del déficit fiscal,que termina con el estado benefactor y de crecimiento.Y, las reglas del poder hegemónico en América y el caso nuestro, ya sea con: con elecciones o sin elecciones con pandemia o sin pandemia ya están definidas, habrá democracia neoliberal o fascismo balcanizado en medio de la crisis económica sin precedentes. En resumen, tenemos periodos largos de fascismo y de democracia burguesa dura y periodos cortos de democracia blanda de corte popular; para nuevamente retornar a periodos fascistas y de democracias de corte Neoliberal que incorpora opositores con alianzas arregladas.

Aquí, todo vale y a Dios le ponen ideología y política, pues existen iglesias neoliberales y progresistas. Teniendo conocimiento que en Bolivia el 96%, un altísimo porcentaje de la población, se declara creyente (datosmacro.expansion, 2010). Lasiglesias, se lanzan a la palestra, similar a lo ocurrido en Brasil. Evangélicas neoliberales versus teología de la liberación y posiciones conservadoras dentro lapropia iglesia católica. Estas iglesias le pusieron partido a Dios. En el mundo proliferaron miles de iglesias desde Lutero y Calvino (1517- 1534), actualmente hay grupos: pentecostales y no los protestantes históricos, como luteranos, calvinistas y presbiteriano, neo pentecostales, carismáticos, de la prosperidad, entre otros. El candidato Neoliberal Chide origen surcoreano disputa el “voto creyente” con otra posición fundamentalista del candidato Camacho de corte fascista. Ambos neoliberales “tipo Bolsonaro”;invocan a Dios y manipulan la biblia en amparo del capitalismo salvaje; del 1% de ricos del planeta. Mientras el pueblo se debate en la pobreza, el hambre y la pandemia y ellos muestran el perdón del mercado;vender caridad para cosechar riqueza (más dinero).Hay, tanta maldad y mentira humana que circula en el mundo donde unos pequeños grupos de egoístas hacen gemir a miles de millones de seres humanos y para que discutir del conflicto ambiental y biodiversidad del planeta; el dinero y el poder es sudios de estos humanos. Esperemos, que la presión y manipuleo político en poderes supranacionales como la OMS, no amplíen el tiempo de la pandemia (rebrote de coronavirus), esto profundizaría más aun la crisis de los pobres.

Al anterior tipo de iglesias, existen otras con posiciones de avanzada, como las filantrópicas para ayuda a los pobres y la más destacable, “la teología de la liberación”; donde muchos sacerdotes dieron la vida por el pueblo pobre como: Camilo Torrez (Colombia), Arnulfo Romero (Salvador); en Bolivia Luis Espinal, Ernesto Cardenal (Nicaragua); Juan Gerardi(Guatemala) y Gerardo Poblete (Chile); que se identificaron con los humildes del pueblo y lucharon por los derechos humanos. El nombre de Dios y la biblia, es tomado para fines de poder y justificar elcapitalPor eso, tomamos la biblia en Proverbios que dice en el Cap.6:16-17; Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente (…). En conclusión: todo vale para el capitalismo hegemónico, ya sea: mecanismos engañosos, iglesias, ciclos recurrentes democracia-fascismo y sus reglas son manipulables, adaptables en función del contexto social y a los pueblos solo les queda la unidad en la adversidad.