El mensaje de Donald Trump en busca del voto femenino: “Mujeres suburbanas, por favor, yo salvé su maldito barrio”

El presidente continúa su intensa gira de campaña por los estados clave para el colegio electoral. En Pensilvania, apuntó a recuperar el voto femenino, uno de los sectores que no le favorecen en las encuestas

FUENTE: INFOBAE

Donald Trump dijo el martes ante una multitud en Pensilvania que está combatiendo “marxistas” y “lunáticos” de la oposición demócrata y envió un mensaje directo hacia las mujeres, un sector que le ha retirado parcialmente su apoyo, según las últimas encuestas.

El presidente, que este lunes reinició en Florida su recorrido electoral, llegó a Johnstown, a unos 100 kilómetros de Pittsburgh, y dio un discurso de poco más de una hora sin muestras de cansancio o falta de respiración, pocos días después de haber sido de alta del tratamiento contra el coronavirus.Vamos a ver que las mujeres realmente quieren a Trump

El mensaje no escapó a un panorama adverso: el presidente, que ganó el estado de Pensilvania en 2016, aparece siete puntos detrás de Joe Biden en las encuestas locales, y más de 10 puntos en los sondeos nacionales.

Mujeres suburbanas, por favor ¿me van a querer? Por favor. Por favor. Yo salvé sus malditos barrios, ¿está bien?”, lanzó el líder republicano, buscando captar el apoyo de los indecisos de los suburbios, ese sector históricamente en disputa entre los dos principales partidos del país. Según la retórica de Trump, su plataforma a favor de la ley y el orden favorece a los barrios residenciales.Supporters react as U.S. President Donald Trump holds a campaign rally at John Murtha Johnstown-Cambria County Airport in Johnstown, Pennsylvania, U.S. October 13, 2020. REUTERS/Jonathan ErnstSupporters react as U.S. President Donald Trump holds a campaign rally at John Murtha Johnstown-Cambria County Airport in Johnstown, Pennsylvania, U.S. October 13, 2020. REUTERS/Jonathan Ernst

De todas formas, se mostró confiado en que recuperará el respaldo del voto femenino. “Vamos a ver que las mujeres realmente quieren a Trump”, pronosticó, y aseguró que el 52% de las mujeres lo apoyó en 2016. En realidad, los bocas de urna mostraron que Hillary Clinton ganó el 54% de sus votos, mientras que Trump ganó el 52% entre las mujeres blancas.

En su mensaje, también reiteró que es “inmune” frente al coronavirus, en base a los partes de sus médicos. “Podría bajar y besarlos a todos. Voy a besar a todos, hombres y mujeres. Miren a ese tipo, qué guapo es. Lo voy a besar, no con mucho placer, pero está bien”,bromeó.

A sólo 21 días de los comicios, el 3 de noviembre, Trump también volvió a disparar todas las estridencias de su arsenal contra los demócratas e insultó a Biden sobre su estado mental. Dijo que el ex vicepresidente estaba “asustado como un perro” durante el debate, lo calificó como “disparatado” mentalmente y afirmó que el líder demócrata era peón de comunistas.

“Le está entregando el control a socialistas y marxistas y a los extremistas del ala izquierda”, dijo Trump a una escandalosa multitud en Johnstown. “No puede enfrentarse a los lunáticos que dirigen su partido”.

Trump, de 74 años, fue más allá en su manida narrativa de que Biden, tres años mayor, es muy frágil para ser presidente, al tuitear una foto falsa que muestra al candidato demócrata en una silla de ruedas, rodeado de personas ancianas en sillas de rueda en una habitación. “Biden para presidente”, dice la leyenda, pero con la “p” tachada para que se lea “residente”.

La burla a los ancianos enfermos contrasta con las dificultades aparentes -según algunas encuestas- del presidente para retener la lealtad de los adultos mayores, un importante electorado.

En Johnstown, el magnate retomó la imagen de ‘outsider’ que mantuvo antes de su sorpresiva victoria en 2016, afirmando que estaba combatiendo a una “clase política corrupta y egoísta” en Washington.

Sobre la pandemia, expresó: “Vamos a aplastar al virus muy pronto. Está pasando ya. Muy pronto va a ser perfecto”.

La gira del presidente continuará en Iowa y Carolina del Norte y luego volverá Florida y Georgia.

Más de 11 millones de estadounidenses ya han emitido sus votos de manera anticipada para las elecciones, según un conteo de Michael McDonald, profesor de la Universidad de Florida, en base a los datos de cada estado.