La falta de conciencia de parte de los políticos que siguen convocando a sus adeptos a actos proselitistas en los que se aglomeran, con serios riesgos de contagio.