PRECAUCIÓN CON LOS MÁS PEQUEÑOS

Por: Fernanda Patricia Castillo Pereira. Guadalupe Ruiz Hoyos.

El internet, es un nuevo lugar donde los niños se van formando por el argumento que encuentran, ya sea educativo o entretenimiento, sin embargo, hay que considerar que mucho de estos contenidos no son aptos para niños y se convierte en un punto desfavorable en el uso de este medio.

La asesoría legal de la defensoría de la niñez de Cercado-Tarija, a cargo de Gabriela Ichazo Justiniano y la psicóloga Daniela Aquino realizaron un estudio, que dio como resultado que los niños pasan de 1 a 7 horas al día; además de 1 a 5 horas se la pasan jugando juegos en línea y, todavía tienen tiempo para otras 2 a 7 horas para navegar en el internet.

Es bueno en la medida que facilita la búsqueda de contenidos diversos, puesto que se vuelve una herramienta educativa para los niños, facilitando el aprendizaje en diferentes ramas educativas y sobre todo en entretenimiento, a través de imágenes y de videos educativos.

Sin embargo, el uso excesivo de video juegos como entretenimiento para los niños, puede afectar en su salud mental, física y psicológica, ocasionando una necesidad de estar híperconectado con el celular.

Considerando nuestra situación actual, el cierre de las escuelas y las estrictas medidas de contención, representan un mayor uso de estas plataformas, para que los niños aprendan, se entretengan y estén conectados con el mundo exterior; sin embargo, no todos los niños tienen los conocimientos, las aptitudes y los recursos necesarios para mantenerse seguros en línea.

Es necesario recomendar que las plataformas virtuales, puede exponer en mayor medida a los niños, a la explotación sexual y el acoso en línea, puesto que hay gente inescrupulosa.

La ley de protección legal de niñas, niños y adolescentes, en su Artículo 1 y con fundamento constitucional los Artículos 60 y 61, indica que se tiene por objeto proteger la vida, la integridad física, psicológica y sexual, la salud y seguridad de todas las Niñas, los Niños, pero no secumple en las redes sociales.

Sin duda el COVID-19, ha logrado un efecto negativo enlos niños, que al estar de forma permanente en sus hogares se haga un mal uso de la tecnología. No obstante, queda como obligación de los padres de familia buscar asesoramiento que les ayude a navegar, y que los gobiernos e industria de búsqueda por internet, colaboren en la seguridad de los niños y que ayuden a los progenitores, educadores, a enseñar a sus hijos a utilizar el internet adecuadamente.