Un COED a tropezones

Al parecer esta semana, el Departamento de Tarija se convertirá en la tercera región con más casos de coronavirus en Bolivia, por encima de Cochabamba incluso. El dato debe preocuparnos si tomamos en cuenta que nuestra población es de poco más de 500 mil habitantes y de Cochabamba es de 2 millones, o sea, cuatro veces la de Tarija. Si por cada 500 mil personas tuviéramos  que sumar los más 13 mil casos que hoy tenemos, podríamos decir que tendríamos unos 52 mil casos, más que Santa Cruz. No sabemos si las autoridades hacen este análisis y son concientes de lo que nos está pasando.

No comprendemos las razones por las que el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED),  decidió flexibilizar más aún las restricciones hace poco más de una semana. Sin dar explicaciones ni argumentos. Lo lógico es que, ante la situación que vivimos, no se haya hecho lo que se hizo. La proliferación de casos tiene directa relación con la relajación que se ve en las calles, las decisiones del COED dan una falsa sensación de seguridad y de que todo está mejor cuando, como vemos en los números, es todo lo contrario.  Ahora, lo irónico es que esta instancia convoca a los militares para que vuelvan a las calles a controlar el desorden que ella misma ocasionó, el COED revolvió el avispero y ahora quiere que los uniformados eviten que las avispas nos piquen. Para colmo, resulta que se están tomando determinaciones sin consultar con los diferentes niveles de gobierno, por eso los municipios dicen no haber sido tomados en cuenta y no obedecerán estas últimas directrices. Es insólito que el COED no haya coordinando con las comunas, cuando hasta el índice de riesgo se mide considerándolas, ya que son las que administran cada uno de los territorios. 

Si se siguen tomando decisiones unilaterales, sin brindar argumentos ni explicaciones, la autoridad del COED irá desvaneciéndose y no será tomada en cuenta, tal cual como ahora sucede con los municipios, que no solo lo cuestionan sino advierten con desmarcarse de las recientes disposiciones.