DELIVERYS EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Por: Alba Carola Burgos

Pasaron 7 meses, desde que el mundo sufrió un cambio total, con la llegada de la pandemia (COVID 19) que trajo consigo una situación de crisis, entre ellas la más importante, el desempleo sobre todo en jóvenes y personas que contaban con un trabajo independiente.

Por tal motivo muchos jóvenes con déficit económico decidieron innovar empleos e incrementar el servicio de deliverys en Tarija. El cual se encarga de realizar compras y envíos que no sean de carga pesada, debido a que su herramienta de trabajo es una motocicleta, que se encargan de llevar los pedidos a diferentes puntos de la ciudad sin necesidad de que las personas se expongan a algún tipo de contagio.

El servicio llegó a nuestra ciudad mucho antes que empiece la pandemia, pero recobró más importancia a partir de esta, las personas al no contar con un trabajo estable deciden intensificar el servicio, debido a la situación no podían dejar de generar ingresos, a pesar de que este trabajo cuenta con muchos riesgos para los deliverys.

Mediante una conversación con el dueño de una empresa de deliverys de la ciudad de Tarija, nos comenta que tiene alrededor de 30 personas trabajando y casi la cuarta parte de estos llegó a contraer esta enfermedad, que logró superar sin ninguna dificultad. 

También menciona que realizó una serie de requisitos para la apertura de su empresa como ser, contar con personería jurídica, estar inscritos en funda empresa, solicitar en la alcaldía la licencia o patente de funcionamiento, por otro lado, las motocicletas o vehículos que brindan el servicio deben ser registradas y contar con RUAT, SOAT, mientras que los conductores deben brindar sus datos personales y su licencia de conducir.

Sin dejar de un lado que pueden sufrir accidentes de tránsito por la imprudencia de algún conductor o por alguna otra circunstancia. El servicio de Deliverys es un trabajo rentable en estos tiempos, pero también es un trabajo arduo y sacrificado al ser independiente.

Algunas empresas brindan accesorios de bioseguridad a sus trabajadores como ser trajes especiales o mochilas térmicas para mantener los productos seguros, mientras que los deliverys que no trabajan para una empresa y recién están ingresando en este rubro tienen que buscar su propia indumentaria o improvisar al no contar con los recursos económicos. 

Sus tarifas de servicios varían dependiendo la zona en la que se solicita el servicio, por ejemplo, si es una zona céntrica los precios son entre Bs. 5 a 7 y si son zonas aledañas el precio es desde Bs. 8 a 15. 

En este tiempo los deliverys jugaron un papel muy importante, brindando un servicio de mucha utilidad siendo un servicio económico, eficaz y que cumple con los protocolos de bioseguridad. A pesar de ser un trabajo con aspectos positivos y negativos tuvo la aceptación de toda la población.

Gracias a todos estos que hacen una labor tan grande, es un trabajo de admirar y aplaudir a todos los deliverys que, a pesar de estar expuestos a cualquier tipo de riesgo o contagio, están día a día brindando su servicio a todos los tarijeños.