Mascarillas KN95: ¿por qué se dejarán de vender a partir de octubre?

Fuente: AS.COM

Las mascarillas KN95 ya no se comercializarán en España debido a que se acaba el plazo de autorización que estableció el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para vender material sanitario con especificaciones técnicas distintas a las normas comunitarias, como el caso de las KN95 chinas o 95 americanas.

En una Resolución del pasado 23 de abril, Industria establecía “ante la situación actual de escasez de Equipos de Protección Individual (EPI) con el marcado CE reglamentario” en el primer apartado una “autorización temporal” para la comercialización de material de protección “aunque los procedimientos de evaluación de la conformidad, incluida la colocación del marcado CE, no se hayan efectuado completamente según las normas armonizadas”.

Dicha autorización finalizaría “en el momento en que se complete la evaluación de conformidad necesaria para poner el marcado CE a dichos productos, o hasta el 30 de septiembre de 2020, lo que antes ocurra”. Además, se establecía que la validez de la autorización quedaría en suspenso “si se constata que el producto no cumple con las especificaciones técnicas correspondientes o no garantiza un nivel adecuado de salud y seguridad”.

En el anexo, además, se detallan las especificaciones para mascarillas de protección aceptadas fuera de las normas armonizadas. Son las “especificaciones estadounidenses (NIOSH-42CFR84), chinas (GB2626-2006), australianas (AS/NZ 1716:2012), coreanas (KMOEL – 2017-64) y japonesas (Japan JMHLW-Notification 214, 2018)”.

Las mascarillas que repartió Ayuso o la que llevó la reina Letizia

Las mascarillas KN95 podrán seguir siendo utilizadas por aquellos que las hayan comprado antes del plazo indicado, por lo que muchas empresas realizan descuentos para poder liquidar su stock y no tener que devolverlo a sus países de origen. A partir del 1 de octubre, solo se venderán en España las mascarillas con especificaciones técnicas acordes a la norma europea, es decir, las FFP2 y las FFP3.

Las KN95 tienen una vida útil de entre 8 y 12 horas y son las que repartió el Gobierno de la Comunidad de Madrid de manera gratuita en las farmacias, no sin polémica, ya que su etiqueta no establecía la vida útil de la mascarilla, ni los procedimientos de limpieza. También se la pudimos ver a la reina Letizia hace poco más de una semana, después de que su hija, la princesa Leonor, estuviese pasando una cuarentena preventiva.