Piden a Alemania presionar a Rusia por caso Navalny

Fuente: AP

La canciller alemana Angela Merkel enfrentó presiones el jueves para utilizar un proyecto de oleoducto entre Alemania y Rusia como palanca para que Moscú proporcione respuestas sobre el envenenamiento de su crítico más notorio.

Después de que las autoridades alemanas dijeron el miércoles que análisis mostraron que Alexei Navalny fue envenenado con un agente neurotóxico de la era soviética, Merkel calificó el ataque como un intento de asesinato y exigió la cooperación de Moscú.

“Hay preguntas muy serias ahora que solo el gobierno ruso puede y debe responder”, dijo Merkel.ADVERTISEMENT

La canciller dijo que Alemania colaborará con la Unión Europea y los aliados de la OTAN en una respuesta conjunta. El Partido Verde —de oposición— dijo que se debería incluir el fin del proyecto del gasoducto Nord Stream 2, que entregaría gas ruso directamente a Alemania bajo el Báltico cuando se complete.

Los Verdes se han opuesto durante mucho tiempo al oleoducto. El proyecto con Rusia también divide opiniones en otros campos. Norbert Roettgen, un legislador del partido de Merkel que preside la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento, dijo que “los rituales diplomáticos ya no son suficientes”.

“Después del envenenamiento… necesitamos una respuesta europea fuerte, que #Putin entienda”, tuiteó Roettgen. “La UE debería decidir conjuntamente detener #NordStream2”.

En Moscú, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que las llamadas para abandonar Nord Stream 2 eran “declaraciones emocionales… no basadas en hechos”. Agregó que el oleoducto es “un proyecto comercial internacional que beneficia a Rusia, Alemania y todo el continente europeo”.

Peskov restó importancia una vez más a las acusaciones sobre la participación del gobierno ruso en el envenenamiento de Navalny e instó a las autoridades alemanas a proporcionar pruebas a Rusia.

Navalny cayó enfermo en un vuelo a Moscú el 20 de agosto y fue trasladado a un hospital en la ciudad siberiana de Omsk después de que el avión realizara un aterrizaje de emergencia.

Dos días después lo trasladaron al hospital Charité de Berlín, donde los médicos dijeron la semana pasada que las pruebas iniciales indicaban que Navalny había sido envenenado.

El miércoles, el gobierno alemán dijo que las pruebas realizadas por un laboratorio militar mostraron que se trata de una neurotoxina del grupo novichok.

Navalny permanece en coma inducido en el hospital. Los médicos dijeron que, si bien su condición estaba mejorando, el político e investigador anticorrupción enfrenta una larga recuperación y no se pueden descartar efectos a largo plazo.

A pesar de la fuerte reacción de Merkel a la noticia, no estaba claro si consideraría poner fin al proyecto del gasoducto.