Rodríguez: “Si quieren meterme preso, que lo hagan”

Fuente: Los Tiempos

Admitió que firmó y firmará cheques en la federación. “Si quieren meterme preso, que lo hagan”, desafió  Marco Rodríguez, directivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), quien reconoció que Robert

Blanco era presidente de la FBF hasta antes de ser sancionado, el jueves por la noche, por el comité ejecutivo. Luego de resaltar que él es el titular del ente, reconoció que “si los problemas llegaran a más, seguramente tendríamos una intervención de Conmebol o de  FIFA”.

En medio de una grave crisis, con una FBF que tiene a dos directivos que se hacen llamar presidentes, Rodríguez explicó que la FIFA y la Conmebol tienen conocimiento de todo lo que pasa en el balompié nacional.

“Tiene conocimiento, nosotros les pasamos todo. Si los problemas llegaran a más, por la solicitud de los clubes, seguro tendríamos una intervención de Conmebol o de FIFA”, dijo.

“Hasta antes de que se firme la resolución (del comité ejecutivo), el presidente era Robert (Blanco), por mandato de ese amparo”, reconoció y luego justificó la  acción dirigencial: “El comité tiene la tuición de destituir a una persona, hasta el próximo congreso”.

Esa instancia determinó  “destituir provisionalmente a Robert Blanco de su condición de miembro del comité ejecutivo de la FBF”.

“Soy presidente (de la FBF). Esa resolución lo dice. Tengo que asumir la presidencia”, dijo Rodríguez.

Continuará firmando cheques

Rodríguez admitió que pese a que el fallo determina que Blanco sea presidente de la FBF, continuó “firmando cheques, ese es el mandato”.

Luego desafió: “Si quieren meterme preso, que lo hagan. Pero no pueden decir que yo estoy robando de la federación”, dijo Rodríguez.