Mercedes, Renault, Honda y Ferrari… por ese orden

AGENCIAS/MARCA
(Julio, 31/2020) Mercedes habría dado un paso decisivo en su motor de 2020, para distanciarse de todos sus competidores en el presente curso. La amenaza del propulsor Ferrari en 2019, hasta que llegaron las restricciones de la FIA que pueden haber propiciado su desplome, obligó a los hombres de Brixworth, liderados todavía por Andy Cowell, a dar una vuelta a su exitosa unidad híbrida. Desde 2014 siguen invictos en cuanto a títulos, cuando empezó la actual normativa mecánica.
Según un estudio realizado por la revista alemana, ‘Auto Motor und Sport’, el motor de la estrella tendría ahora el liderato en el escalafón, con 15 caballos de potencia sobre… ¡Renault!. Los de Viry-Chatillon, comandados por Remy Taffin, amigo personal de Fernando Alonso, habrían conseguido situarse este año con certeros retoques en el segundo puesto, con unos 25 CV de desventaja respecto a Mercedes, sobre todo teniendo en cuenta el llamado ‘party mode’ (modos fiesta) que les permite exprimir la potencia durante la calificación del sábado y en contadas vueltas los domingos.
No es una mala perspectiva para Alonso en 2021, donde si se aplican los ‘tokens’ o créditos disponibles en este área de forme certera, podrían lograr un coche lo suficientemente competitivo como para rondar el podio en algunas citas de la próxima temporada.De momento, los del rombo estan unos 5 CV por delante de Honda, suministrador de Red Bull y Alpha Tauri.
Helmut Marko ya se ha quejado públicamente de que «en Honda son demasiado conservadores», respecto a forzar la potencia de sus motores, aquejados aún de problemas de vibraciones, un problema que arrastran desde 2015 sin haber sido solucionado por completo.
En este estudio, realizado teniendo en cuenta los microsectores de la vuelta en los que el acelerador va pisado el 100%, Ferrari estaría cuarto y último, algo se que evidencia en los bólidos rojos, pero también en Haas y Alfa Romeo. El motor de Maranello tiene un déficit de 50 CV respecto a Mercedes, una brecha difícil de rellenar en un solo año, teniendo en cuenta las evoluciones limitadas que la FIA instauró durante el parón por el Covid-19 para limitar los costes de producción.
losDATOS

  • En Ferrari deberán hilar muy fino para ponerse al día por el parate
  • La escudería ya se emplaza a 2022 como el momento de volver a ser competitivos