50 choferes de minibuses en La Paz mueren con síntomas de Covid-19

Fuente: Página Siete

Entre junio y julio, 50 choferes de minibuses de la ciudad de La Paz murieron en sus casas con sospecha de la Covid-19. No pudieron ser atendidos porque los centros de salud están colapsados. Ante esta situación, la dirigencia del sector informó que se decidió ya no tener reuniones en sus sindicatos y optaron por los encuentros a través de WhatsApp.

“Tenemos un número aproximado de 50 choferes que han perdido la vida y lamentablemente murieron en sus casas porque los hospitales están colapsados, tampoco hay médicos. La situación del conductor del transporte público pasa por una situación triste”, informó el secretario ejecutivo de la Central Única de Transporte (CUT) de La Paz, Freddy Quispe.

En la sede de Gobierno hay   47 sindicatos y en el departamento de La Paz son 180. El dirigente contó que entre los afiliados que perdieron la vida había algunos que tenían una enfermedad de base como  diabetes o la presión alta, entre otras. 

“Pese a que tenemos las medidas de bioseguridad, igual se han contagiado del virus. Lo peor es que no hay ni una aspirina para comprar y combatir al coronavirus”, agregó Quispe.

Aglomerados en grupos por sindicatos, con el uso incorrecto de los barbijos, sin respetar el distanciamiento social,  centenares de choferes salieron a marchar el pasado 1 de julio por el centro paceño. En su mayoría, conductores de minibuses pedían el incremento de  50 centavos al costo del pasaje, además de que se les permita aumentar el número de pasajeros  en sus vehículos.

Transcurrido casi un mes de esta movilización masiva, foco de contagio, es que se hace conocer el deceso de al menos 50 conductores. No se conoce con exactitud la cantidad de choferes enfermos con coronavirus.

El jefe de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud de La Paz,  René Barrientos,  explicaba esa fecha que el 70% de los  contagios de coronavirus que se dieron  se debieron a la aglomeración de personas, por lo que advertía que  la movilización masiva de los choferes podía traer consecuencias graves contra la salud pública.

J. Q. M., de 55 años, murió hace una semana por sospecha de Covid-19. Era conductor del Sindicato Minisur en el Distrito 13. Sus familiares contaron que él salía a trabajar con su traje de bioseguridad y antes de ingresar a su casa se desinfectaba, pero padecía de diabetes. “Una mañana despertó con fiebre y dolor de cabeza. Lo llevamos al hospital, pero no había camas y volvimos a casa y preparamos las hierbas naturales. Pasado unos días estaba recuperándose, pero de repente ya no pudo recuperarse”, contó la hija del conductor.

El secretario ejecutivo de la CUT dijo que los choferes contagiados optaron por la medicina tradicional ante el colapso de los hospitales.  “Tenemos choferes que se están sanando y están venciendo al virus con hierbas naturales, incluso tenemos recuperados, pero por ahora prefieren quedarse en casa por temor a que vuelvan a enfermar del virus” señaló. 

Los choferes sin medidas de bioseguridad en la calle.

Reuniones por WhatsApp

Las reuniones de los sindicatos de choferes ya no son presenciales, sino por WhatsApp o alguna otra aplicación. Esta decisión se dio luego de que el 1 de julio los choferes salieran a realizar la marcha por el centro paceño. “Hemos decidido ya no reunirnos y solo por redes nos comunicamos”, agregó el dirigente.

  A los choferes y todas las personas que mueren con coronavirus ya no se les puede velar, como se lo hacía hasta antes de la pandemia. En el caso de J.Q.M, sólo  les entregaron cenizas a sus hijos, las cuales fueron  enterradas en su pueblo en el que vivió hasta sus 16 años.

El martes, organizaciones del Movimiento Al Socialismo llegaron a la ciudad de El Alto en una multitudinaria marcha que pedía que las elecciones generales sean el 6 de septiembre. Los movilizados no cumplieron con las medidas de bioseguridad, como el uso del barbijo y el distanciamiento social, incluso hubo un cabildo.

Sindicato Simón Bolívar habla de 10 fallecidos

Los choferes del Sindicato Simón Bolívar, que prestan servicio entre las zonas Este y Oeste de la ciudad de La Paz, hablan de una decena de muertos, pero al no tener certificados por la demora que existe, sospechan que sean por coronavirus.

 Los conductores afirman que cuatro de los fallecidos, tres asalariados y un propietario de minibús, ya tenían enfermedad de base, como la leucemia. “Había una profesora que a veces trabajaba con su minibús en el grupo F, ella tenía leucemia y no sabemos si esta cuarentena agravó su situación, la señora falleció la anterior semana”, relató Abel, uno de los conductores que se negó a facilitar su nombre completo.

Un motorizado del Sindicato Simón Bolívar.
Foto:Archivo / Página Siete

Afirmó que  Rubén Sánchez, ejecutivo de los choferes paceños  que falleció hace tres semanas, arrastró una diabetes durante años y que incluso estaba desahuciado por los médicos.

Óscar Santiago explicó que existen casos de afiliados con la enfermedad, pero que la dirigencia hace poco o nada, pese a que las bases tienen aportes de años al sindicato. 

Nunca hubo un seguro de salud para ellos y menos un seguro de vida, pese a que en este oficio existen muertos en accidentes. Los conductores están más preocupados en equilibrar los ingresos familiares y cuando no salen a trabajar como choferes, van a vender a los mercados, porque no existe otra forma de tener ingresos para la familia, contaron los conductores.