Monje pide certeza a las autoridades de Salud

AGENCIAS/LOS TIEMPOS
(Julio, 29/2020) «No hay seriedad por parte del Ministerio (Salud) en este tema», indicó Adrián Monje, director de Competición de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), conocida la postura de René Sahonero, en su calidad de asesor ministerial, que indicó que la reanudación del campeonato Apertura podría darse en noviembre.

«No tiene algo claro, no tiene algo real. Te aprueban protocolos pero no te permiten entrenar», dijo Monje, preocupado por el escenario en el cual está el fútbol boliviano por la falta de certidumbre de las autoridades del área y la urgencia que hay en los clubes de volver a la actividad.

El pico de contagios llegará al país en septiembre, de acuerdo a las proyecciones del Ministerio. Habrá una cúspide que se mantendrá antes de ocurrir un descenso, ninguno de estos tienen un tiempo estimado para su duración.

El fútbol en Bolivia ha quedado colgado desde mediados de marzo por la pandemia de la Covid-19. En este tiempo los clubes no han recibido ingresos por venta de entradas o auspiciadores. La reanudación es esperada por los futbolistas y los dirigentes, que en el caso de Monje se encarga de la organización y control del campeonato.

La Dirección de Competición tiene opciones para acomodar las fechas en caso de reanudar el certamen en septiembre u octubre, mientras en noviembre el panorama será más desalentador. «Ni siquiera te dará para cumplir el Apertura y es algo loco pensar poder jugar en esos dos meses», agregó Monje en una entrevista con radio Mágica de Cochabamba.

De las ocho semanas a disposición, hay que descontar 15 días reservados en noviembre para la Selección que debe encarar la fecha FIFA.

ElAPUNTE

Sólo quedará un mes y medio

En este período será imposible encajar las 14 fechas restantes del Apertura ni pensar en celebrar el Clausura.

Esta falta de certeza de las autoridades salpica a clubes Bolívar y Wilstermann y a la Selección Nacional cuando están frente a los cotejos internacionales. Estos equipos tienen que recibir a delegaciones y devolver las visitas. Al momento, estos movimientos requieren de una cuarentena de siete a 14 días, sin excepción, dificultando el traslado de los elencos.

Monje pide tomar en cuenta las recomendaciones que hizo la FBF y sugiere la promulgación de una reglamentación o decreto excepcional.