El BCB redujo las tasas de encaje legal para incentivar
la compra de productos y servicios de origen nacional

El 29 de junio de 2020, el Directorio del Banco Central de Bolivia (BCB) decidió
disminuir las tasas de encaje legal, tanto en moneda nacional como extranjera, con
el fin de favorecer el acceso a las familias bolivianas a crédito para la compra de
productos nacionales y el pago de servicios, también de origen nacional. Esta
medida está en la línea del DS 4272 dictado recientemente por el Órgano Ejecutivo,
que busca la recuperación de las empresas afectadas por la pandemia.

Los miembros del Directorio, luego del análisis y valoración correspondientes de la
situación y las perspectivas, decidieron inyectar aproximadamente Bs4.000 millones
mediante la disminución de la tasa de encaje legal y el incremento del porcentaje
de los fondos en custodia. Esto permitirá a la población disponer de liquidez en
moneda nacional a bajo costo a través del sistema financiero a una tasa de interés
del 3% anual y con plazos de al menos 11 meses.

Esta política del BCB se constituye en una medida histórica, pues hasta ahora no
se había realizado una operación a una tasa de interés tan baja en el sistema
financiero nacional, que en la coyuntura actual de la pandemia es un apoyo a la
demanda interna de las familias y empresas bolivianas, complementando las
políticas de financiamiento a los sectores productivos ya adoptadas.

El programa tiene un alcance nacional, donde trabajadores individuales, micro,
pequeñas, medianas e incluso grandes empresas podrán ser parte de la
reactivación económica mediante su afiliación digital a ProBolivia
(www.probolivia.gob.bo), lo que permitirá al sistema financiero verificar y agilizar la
otorgación de créditos en moneda nacional a familias bolivianas que necesiten
comprar víveres, realizar viajes, pagar servicios de hotelería, gastronómicos, educativos, de salud, entre muchos otros, siempre y cuando sean productos y
servicios de origen nacional y para el beneficio de Bolivia.

El BCB comunicará el nombre de las entidades financieras que se adhieren al
programa, reciben recursos y pueden otorgar información sobre estos créditos.

El Ente Emisor tiene la certeza que con esta medida se apoya a la recuperación de
la actividad económica y se coadyuva a mitigar los efectos desfavorables de la
pandemia en las familias, en el empleo y en las actividades productivas.