Los usuarios eligen su serie favorita de Netflix y no es la que se esperaba

Fuente: La Vanguardia

En Netflix ya sabemos que no dan casi nunca datos de audiencia de sus ficciones. De hecho, incluso cuando las dan son poco fiables. La opacidad de audiencias es un misterio para todos nosotros así que llevaron a cabo una iniciativa para saciar un poquito la curiosidad de los usuarios de Latinoamérica con una competición en redes sociales. Era un campeonato del que sólo saldría una vencedora: la serie favorita de los espectadores de ese continente. Y el resultado quizás no fue el esperado.

Muchos calculaban que la serie con más fieles sería Élite . Al fin y al cabo este drama juvenil y repleto de misterio y toxicidad de Carlos Montero y Darío Madrona ha sido un fenómeno que permite que su reparto sea ya conocido en medio mundo y que Ester Expósito se haya convertido en la actriz española más seguida en Instagram. Pero no. La producción favorita de los usuarios no era de habla castellana ni de habla inglesa: era la alemana Dark.

La alemana ‘Dark’ acabó derrotando a ‘Élite’

Y es que Dark se erigió como la favorita por los votantes en una muestra nada desdeñable: casi 100.000 personas participaron en la competición online. Se trata de la serie alemana estrenada en diciembre de 2017 y que requiere unos niveles de atención como ninguna otra si quieres entender una trama que incluye desapariciones y unos viajes en el tiempo y rencillas históricas muy complicadas de entender a la primera.

De hecho, esta narración de Baran bo Odar y Jantje Friese se despedirá en breve. Netflix ya ha avisado que la tercera temporada, que estrenarán el 27 de junio, será la última. ¿Ya tenéis listo papel y boli para tomar notas y aseguraros que no os perdáis nada de la trama?

No se cuentan historias como ‘The OA’

No se cuentan historias como ‘The OA’
A ratos parece que la casa sea la de 'La maldición de Hill House'.

La televisión puede estar en un buen momento y los autores tienen más libertad que nunca. Eso dicen (y es cierto). Pero no pasa siempre que te pones una serie y dices: “Esto es otra cosa”. Cuando te rompen los esquemas puedes tener la duda de si estás ante una genialidad o si te están tomando el pelo, un poco como pasó con Twin Peaks de David Lynch y Mark Frost a medida que pasaban los episodios. Y, en el caso de The OA de Netflix, me decantaría por la mejor de las opciones. Es fresca, es íntima, es terrorífica, es surrealista, es inesperada y, como demostró su cancelación después de dos temporadas, no la han visto todos los espectadores que deberían.

Los autores son Brit Marling y Zal Batmanglij: los dos escriben la serie, ella es la protagonista y él es el director. La historia arranca cuando Prairie se tira de un puente. Lo más insólito no es esta acción que aparenta ser un suicidio. Tampoco lo es que llevaba siete años desaparecida sin que sus padres adoptivos supieran absolutamente nada. Lo que deja a todo el mundo sin palabras es que Prairie antes era ciega y ahora puede ver. Es la historia de cómo recuperó la vista y de dónde había estado antes de lanzarse, explicado por ella misma. ¿Es una narradora fiable? ¿Podemos creer la historia descabellada que sale de su boca?A ratos parece que la casa sea la de ‘La maldición de Hill House’. (Nicola Goode/Netflix / Nicola Goode/Netflix)

El control que ejercen los creadores requiere un acto de fe. No sólo abren puertas inesperadas dentro de la historia: también las abren en el cerebro del espectador con una primera temporada que se puede interpretar como un relato desbaratado o como una apología del arte (y especialmente de la danza) como herramienta de transformación. Y, cuando piensas que la segunda solo romperá el hechizo de un final abierto y efectivo, los guionistas se desmarcan de cualquier idea preconcebida de lo que era The OA para reconvertir la historia en un noir paranoico. Puede ser que el desenlace no fuera el que querían Marling y Batmanglij para despedir la historia pero es coherente: si la serie era como meterse en la madriguera del conejo de Alicia en el país de las maravillas, el finales como entrar en una madriguera dentro de la madriguera (y ellos tan panchos).

El control que ejercen los creadores requiere un acto de fe

Vendaval de renovaciones y cancelaciones en la TV americana

Este mes de mayo toca vivir en los contrastes anímicos habituales: los canales están decidiendo sus parrillas para la temporada 2020-2021, así que renuevan y cancelan series sin parar. Ahora el canal que se ha posicionado y ha tomado multitud de decisiones de golpe es ABC, el canal conocido por haber emitido Modern familyAnatomía de Grey o Los Goldberg. ¿Y qué han decidido?

Por ejemplo, está claro que quieren contar con sus comedias veteranas. Si alguien pensaba que Roseanne sin Roseanne Barr, que fue despedida por sus controvertidas declaraciones, estaba muy equivocado: The Conners tendrá tercera temporada. También tendrán nuevos episodios la apreciada por la crítica Black-ish, que tendrá una séptima temporada, y Los Goldberg, que tendrá una octava. El spin-off de Blackish, Mixedish, vivirá para rodar una segunda temporada si el coronavirus lo permite.

En el bando dramático hay también buenas noticias. Además de Anatomía de Grey, su spin-off Station 19 y The good doctor, que ya habían sido renovadas previamente, han sobrevivido a la guillotina Stumptown , que estaba en la cuerda floja y tendrá segunda temporada. The Rookie, la serie donde Nathan Fillion (Castle) interpreta a un cadete de policía mayorcito, tendrá una tercera. Y A million little things, un drama que no consigue que nadie emita por estos lares aunque funciona a las mil maravillas para emocionarse, tendrá una tercera tanda de episodios.

Prodigal Son o The resident, también vivas

Este viernes también se confirma una de las dudas del canal FOX, Prodigal Son, que tendrá segunda temporada. Con una premisa llamativa, el hijo de un psicópata en serie que ayuda a la policía a renovar crímenes, ha sido una de las sorpresas de esta temporada que se despide.

¿Otras que ya habían sido renovadas en este canal ahora propiedad de Disney como ABC? 9-1-1, 9-1-1 Lone Star, Last man standing, Los Simpson, Padre de familia, Bob’s burgers, Bless the harts.

¿Y quiénes no sobreviven entonces?

Por parte de ABC, las que no volverán en la parrilla de 2020-2021 son Schooled, el spin-off de Los Goldberg, además de Bless this mess, Emergence o Single Parents, que había servido para que los fans de Gossip girl se reencontraran con Leighton Mesteer. Por parte de FOX, Almost Family, que adaptaba el formato Sisters de Netflix, o Deputy con Stephen Dorff se quedarán en una sola temporada tras haber sido canceladas.

Así debes limpiar la caca de pájaro del coche sin dañar la carrocería

Estacionar el coche debajo de un árbo⁸l entraña el riesgo de que nos lo encontremos manchado de defecaciones de pájaros.

Los excrementos de ave pueden acabar dañando la pintura del vehículo si no se eliminan con rapidez

Una sorpresa desagradable con la que nos podemos encontrar cuando aparcamos en la calle es que nuestro coche sufra un desperfecto. Un golpe, una rayada, un retrovisor roto son algunos de los daños que puede sufrir nuestro automóvil cuando lo estacionamos en la vía pública. Estas son las primeras consideraciones que nos vienen a la cabeza cuando cerramos la puerta y nos alejamos hacia nuestro destino. No pensamos, en cambio, en los excrementos de los pájaros, que pueden provocar daños severos en la carrocería.

Las defecaciones de los pájaros pueden causar desperfectos en la pintura. Y puede darse el caso de que nuestro vehículo se haya convertido en un blanco perfecto para esas aves si está estratégicamente estacionado debajo de un árbol o de una farola. Ni que decir tiene que si se da alguna de estas dos suposiciones y el ejemplar no se ha movido de sitio durante un periodo prolongado de tiempo -como puede ser durante el estado de alarma que vivimos desde el pasado 14 de marzo-: su aspecto va a resultar repulsivo y, además, habrá provocado graves perjuicios a la pintura porque estas defecaciones contienen ácidos.

La primavera y el verano pueden resultar particularmente peligrosos para la carrocería del vehículo, ya que no sólo hay más aves, sino que la chapa y la pintura que la recubre se ablandan y se expanden microscópicamente bajo la luz solar intensa. Cuando llega la noche o desciende la temperatura, se enfría la pintura y cualquier suciedad, incluyendo los excrementos de pájaros, se adhiere a la superficie amoldándose a los restos de las heces dejando una marca a veces muy difícil de eliminar.