Bolivia celebra del Día de la Enfermera Boliviana”
y en el mundo el “Día Internacional de la Enfermera”

JULIO ALVAREZ MERCADO

A través de este Suplemento Historio Cultural rendimos homenaje a este sector, destacando su labor sacrificada que día a día desarrollan con esfuerzo y cariño brindando una atención comprometida con los pacientes, más aún en el momento que enfrentan en primera línea la lucha contra la pandemia del Coronavirus en hospitales y centros de salud del país.
En Bolivia, cada 12 de mayo se celebra el “Día de la Enfermera” que fue instituido en 1961 durante el gobierno de Víctor Paz Estenssoro, como homenaje a la labor de esos profesionales de la salud. El Día de la Enfermera, será celebrado este año en el país por 35.000 personas en el país. dedicadas a esa profesión de alto valor para el servicio público

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE-2012), 26.890 son mujeres y 3.300 son varones, El 28% de las enfermeras del país se encuentra en el departamento de La Paz y un 26,5% en Santa Cruz, concentrando entre ambas regiones el 54,5% del total.

La actividad de la enfermerìa es trascendental por estar directamente vinculada con la salud y bienestar de la comunidad. Su labor desde los centros de salud hasta los domicilios forma parte de un enorme tejido que otorga soporte a diferentes paradigmas de la medicina y la salud pública. Es de notable relevancia su profundo vínculo con diferentes procesos sociales de acuerdo al contexto histórico y a situaciones particulares de cada país y el mundo. La enfermería es el fiel reflejo de la crisis de los sistemas sanitarios en diferentes épocas y es un sólido eje que ha aportado en la construcción social y en la formalización como profesión digna y respetable.

En Bolivia, la primera escuela de enfermería se creó en 1938 y su labor en salud pública se extendió al área rural, lo que se fortaleció décadas después en la práctica comunitaria. En 1945 se creó la Escuela Nacional de Enfermería y Visitadoras Sociales y la influencia del Servicio Cooperativo Interamericano de Salud Pública (SCISP) fue esencial en la formación de enfermeras en salud pública y en la Escuela de Técnicos en Salud Pública donde se formaron auxiliares de enfermería y técnicos en educación sanitaria

Posteriormente, las Hijas de la caridad de San Vicente de Paúl llegaron a Bolivia el año 1952 y el 5 de marzo de 1965 inauguraron la Escuela de Enfermería Elizabeth Seton con 46 estudiantes en el primer curso, bajo la dirección de Estefanía Murray, religiosa de la congregación. Mediante Ley Nº 283, 20 de diciembre de 1963 promulgada por el Presidente Víctor Paz Estenssoro, se facultó a las Hijas de la Caridad instalar, anexa al Hospital Americano “Elizabeth Seton” de Villa Busch, Cochabamba, una Escuela de Enfermeras y de capacitación profesional de técnicos auxiliares en diversas especialidades, médico- quirúrgicas y de actividades conexas, bajo la dirección, docencia y administración de personal idóneo designado por las indicadas religiosas, sujetando la enseñanza a los planes y programas de estudio vigentes, bajo vigilancia del Ministerio de Salud Pública, que podía autorizar la ampliación del plan de estudios oficial, añadiendo las nuevas y necesarias asignaturas para la más completa capacitación profesional del alumnado.

La celebración honra a Florence Nightingale, una enfermera que revolucionó la asistencia médica con atenciones técnicas y cálidas a todos los pacientes de un hospital de caridad de Londres, Inglaterra, fue precursora, al haber introducido la técnica científica en la profesión y demostrar la importancia de las y los enfermeros para la mejora de las condiciones sanitarias sobre todo en los indicadores de la Salud Pública.

A su vez, el Colegio de Enfermeras de Bolivia, surgió como Asociación de Enfermeras Bolivianas Graduadas un 12 de mayo de 1952, cuya primera presidenta fue la Sra. Ena de Rodríguez y para tener vigencia legal se tramitó la personería jurídica, la cual se obtuvo el 14 de diciembre de 1962, con el N° 917263, posteriormente, en su XI reunión nacional en consenso se emitió una resolución donde se modificaron los Estatutos y cambio de nombre por el de Colegio de Enfermeras de Bolivia, avalada con la R.S., N° 198037 del 20 de mayo de 1983. El Colegio de Enfermeras de Bolivia, es una organización científica y gremial que agrupa en su seno a todas las enfermeras(os) profesionales del país, está conformado por 8 filiales departamentales y 4 regionales Es miembro del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) Federación Panamericana de Profesionales Enfermeras (FEPPEN) Fundación iberoamericana, siglo XXI (FIDE).

El 2 de enero de 1962 fue creada la Escuela Nacional de Salud y posteriormente con el nombre de Escuela Nacional de Salud Pública como institución desconcentrada del Ministerio de Salud. Inició actividades mediante Resolución Ministerial Nª 229 del 16 de junio de 1969, con sub sedes en el departamento de La Paz, Oruro y Chuquisaca. La Escuela Nacional de Salud forma y capacita a Técnicos Medios en las carreras de; Enfermería, Estadísticos en Salud, Salud Ambiental, Nutrición, con altos valores y principios nobles, para brindar una atención oportuna con calidad y calidez al paciente.

PRIMERA ENFERMERA BOLIVIANA
Ignacia Zeballos Taborga, nació en la Enconada, Municipio de Warnes, Departamento de Santa Cruz, Bolivia, el 27 de junio de 1831. Hija de Pedro Zeballos y Antonia Taborga, contrajo matrimonio en dos ocasiones, enviudando en ambos casos. Fue una heroína boliviana que participó en la Guerra del Pacífico y se desempeñó como enfermera. Estando en Santa Cruz, enterada de la comunicación del Ministerio de Gobierno del 3 de marzo de 1879 que con carácter de “urgente”, instruía el acopio de armamentos y municiones para la defensa de la nación ante la invasión del ejército chileno al puerto de Antofagasta el 14 de febrero de 1879, se trasladó a La Paz a caballo junto al “Escuadrón Velasco” o “Rifleros del Oriente”. En esa ciudad, se enlistó al Batallón Colorados, partiendo luego a Tacna, vistiendo el uniforme de su difunto marido, el Teniente Blanco.
A su llegada a Tacna, se incorporó como enfermera a la Cruz Roja, entonces conocida como Ambulancia, participando junto a las tropas de Bolivia y Perú en las batallas de Ite y Moquegua, en las que a lomo de mula cargaba a los niños de las Rabonas, esposas o madres de los soldados que los acompañaban para proveerles comida y ropa limpia, y los rifles de los soldados.

Finalizada la Guerra del Pacífico, la Convención Nacional de 1880 la declaró Heroína Benemérita de la Patria, confiriéndole el rango de Coronela de Sanidad del ejército boliviano, otorgándole una medalla de oro y una pensión vitalicia de 40 pesos mensuales. La Coronela Zeballos falleció en la ciudad de La Paz a los 73 años de edad, el 5 de septiembre de 1904; enterrada en el Panteón de los Notables, en el Cementerio General de La Paz con los honores militares del Ejército de Bolivia por su rango y de manera póstuma fue declarada Madre del Soldado Boliviano por las Fuerzas Armadas de Bolivia. El 27 de mayo de 1982 sus restos fueron trasladados en una urna a su tierra natal Warnes, y colocados al pie de su monumento en la rotonda norte de la carretera a Montero.