Madres y embarazadas no podrán cobrar el «bono familia»

La presidenta Jeanine Áñez anunció ayer que el Gobierno entregará desde el viernes la canasta familiar en efectivo para que la población pueda paliar la ralentización económica que causa la emergencia declarada por el coronavirus COVID-19.

La Jefa de Estado explicó que el pago de esa canasta «será mediante los bancos», bajo la misma forma en que se cancela la Renta Dignidad y el bono Juana Azurduy, además de la bonificación que recibe las personas con discapacidad.

«En el centro de salud 3 de Mayo, no está atendiendo el médico que inscribe a las beneficiarias al bono Juana Azurduy hace más de un mes», aseguró una vecina de esta zona, quien prefirió mantenerse en el anonimato.