Consumiendo cáncer a través del pan

SARA JANCO / JOSÉ FERNADO RUIZ / BOLINFO/ TARIJA

(El Periódico – 9 – Marzo – 2020) Amanda Zulma Miranda Herrera, responsable de Inocuidad Alimentaria de la Intendencia Municipal de Tarija, señala que el uso del bromato en el pan provoca el riesgo de contraer cáncer afectando la salud de las personas.

El bromato de potasio es un compuesto químico, es decir, es una sustancia inorgánica y cristalina muy similar en apariencia física a la sal o el azúcar, que favorece al volumen del pan y hace que rinda más de lo normal, por tanto, es nocivo para la salud y está prohibido su uso en la panificación. 

Miranda, asegura que el bromato ocasiona el riesgo de padecer cáncer, tumores renales, degradación del ácido fólico, insuficiencia renal y sordera permanente, debido a que los químicos se depositan en algunos de los órganos vitales: el cerebro, el corazón, los pulmones, el hígado, el páncreas y los riñones. Provocando así que los daños en la salud de las personas sean irreversibles.

Un pan que tiene bromato en su composición, posee una apariencia esponjosa que al presionar se aplana, además contiene un peso aproximado de 70 gramos, por lo tanto, se recomienda a la población que para preservar su salud, consuma panes que tengan consistencia maciza, como el pan casero.

Hasta la fecha, no existe una ley que rija el control del bromato en su elaboración, en este sentido, desde la Intendencia indican que se está realizando una reglamentación específica sobre el uso de este producto en Tarija.

De la misma manera, la Ingeniera de alimentos, Neyda Cardozo del Servicio Departamental de Salud (Sedes) afirma que el consumo del bromato en el pan es de gran riesgo para la salud, y que por esta razón, Sedes cuenta con un laboratorio, de inspección de alimentos y bebidas, el cual tiene como objetivo controlar y comprobar mediante un examen,  que los mismos cumplan con los reglamentos de protección al consumidor, y que no causen daño a la población, por consiguiente también se ejecutan inspecciones rutinarias a los establecimientos de elaboración y lograr que los panificadores cumplan con las normas establecidas de defensa al consumidor.

Por otro lado, la encargada del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) Natalí López, indicó que la institución protege la condición sanitaria y productiva de la población velando que el producto no dañe al consumidor en tema de higiene, en algunos casos se hace un análisis completo en panes y masas especiales que contengan almendras o pasas de uvas, como los panetones y roscas.

El artículo 15 del Decreto Legislativo Nº 716, Ley de Protección al Consumidor, establece que tratándose de productos destinados a la alimentación, y por consecuente a la salud de las personas, el proveedor está obligado a informar sobre los componentes del producto ofrecido. 

Sin embargo, la representante del Viceministerio de Defensa de los derechos del usuario y consumidor del departamento de Tarija, Mónica Jurado, no quiso referirse al tema y argumentó que “la institución se encarga exclusivamente de reclamos y de velar por los derechos de los consumidores para que no sean vulnerados, además señaló que ellos no hacen ningún tipo de análisis, muestras, entre otros y que de ello se encarga Senasag y Sedes¨, dijo.

Las unidades que inspeccionan el uso del bromato en el pan Tarijeño, son los trabajadores de la Intendencia Municipal y Sedes, por lo cual, se coordinan actividades, realizando controles de manera permanente y sorpresiva. 

Se realizó un sondeo a 20 personas del Mercado Central, de las cuales ocho de ellos, desconocen el bromato y la función que ejerce en el mismo, además más de la mitad de los encuestados argumentó, que al momento de adquirir este producto no reciben la información de los ingredientes, y lo que es peor ignoran que otro sustituto se podría utilizar aparte del bromato.

 También indicaron con un rostro preocupado, el desconocimiento de las enfermedades que podrían llegar a padecer por el consumo de esta sustancia química,  así mismo, recomiendan a la Intendencia Municipal, controlar el uso del bromato y hacer un seguimiento permanente en todos los lugares de venta y panaderías de Tarija, para así resguardar la salud de la población en general y poder consumir con tranquilidad uno de los alimentos principales en la familia de todos los Tarijeños.

Las delicias del pan casero y tradicional

En Tarija existen aproximadamente 100 panaderías que satisfacen el paladar de los Tarijeños ofreciendo panes variados como: el francés, cuernitos, pan galleta, entre otros; sin embargo están los panes caseros los cuales son de mucha preferencia por la población, uno de los panes conocidos es el de la Victoria, cuya comunidad está ubicada en la provincia Méndez, a 15 minutos de la ciudad, es conocida por la preparación exquisita de panes como los caspas con queso y bollos integrales. 

Los ingredientes especiales y que no deben faltar son la harina, la levadura y la manteca que dan como resultado ¨un pan especial¨, en la mayoría de los casos el horneado se hace en los tradicionales hornos de leña, cabe destacar que la elaboración del pan demora mucho tiempo para lo cual se requiere la participación de los miembros de una familia completa, quienes lo realizan desde tempranas horas de la madrugada para obtener este pan al final del día, y posteriormente los habitantes puedan adquirirlo en las distintas tiendas de barrio y puntos de venta, el exquisito pan de la Victoria.