Feminicidio en Argentina: tiró a su novia por las escaleras, la quemó en la parrilla y la descuartizó

El sábado pasado, en Valle Viejo, Catamarca, al norte de Argentina, un joven de 19 años identificado como Naim Vera asesinó a su novia de 24 tras una discusión en la que la empujó por las escaleras. Luego de confirmar que estaba muerta, la envolvió con una frazada y la prendió fuego en una parrilla.

De acuerdo con la información publicada por el diario “El Ancasti”, el agresor, identificado como Naim Vera, cuando se dio cuenta de que no podía hacer desaparecer el cuerpo de esa forma, lo desmembró, lo guardó en cajas y bolsas y por último lo arrojó en un contenedor ubicado a cuadras del departamento en que ocurrió el feminicidio, al borde de la ruta provincial Nº4.

Al regresar, confesó el crimen. Vera volvió a casa de sus padres, Oscar Vera y Marcela Menem, y les contó lo ocurrido. Después, concurrió junto a su abogado a la Brigada de Investigaciones, donde se entregó.

Según las primeras versiones, el asesinato tuvo lugar el sábado entre las 4 de la mañana y las 8. “Vera quedó registrado en una de las cámaras de seguridad del Puesto Caminero Las Rejas. A esa hora pasó por el lugar hacia el kilómetro 11 a bordo de su camioneta Fiat Toro. Llevaba los restos de la joven Brenda Micaela Gordillo, a quien había quemado minutos antes en un departamento en Ayacucho 68”, de acuerdo con lo publicado por el diario catamarqueño.

Marcha para reclamar justicia por Brenda Micaela Gordillo

En la tarde del lunes habrá una movilización en la plaza 25 de Mayo, en Catamarca, bajo el hashtag #JusticiaParaMicaela. Convocan allegados de la joven y la organización Ni Una Menos de esa provincia.

Respecto de los motivos de la discusión que llevó a la muerte de la mujer de 24 años, las autoridades creen que mantuvieron una pelea porque Gordillo había quedado embarazada y Vera quería que abortara.

Al momento de deshacerse del cuerpo, Vera condujo hasta el kilómetro 11 y dejó el cadáver semienterrado. Minutos más tarde fue controlado por personal policial, que le pidió los papeles. Sin embargo, lo dejaron ir porque no notaron nada extraño.

Por la tarde, al entregarse a la Policía, contó lo que había hecho. A pesar que fueron varias las versiones que habría dado sobre cómo se había deshecho del cuerpo, cerca de las 16 las autoridades hallaron parte del cuerpo quemado a la vera del río El Tala, en ruta 4. Al mismo tiempo, los oficiales allanaron el departamento de calle Ayacucho y en un contenedor encontraron las otras partes del cuerpo.

Hoy los médicos forenses y los peritos de partes deben entregar los resultados de la autopsia para determinar cómo murió Gordillo y si fue quemada cuando aún estaba viva.

“Un monstruo”

Tras conocerse la noticia del crimen, el hermano de la víctima habló con la prensa y pidió justicia. “No tengo palabras, nunca me imaginé esto. Lo único que quiero es Justicia. Todos nos la merecemos. No sé qué clase de gente es la familia de esta persona, de este monstruo. Pero pedimos que no oculten nada”, dijo Alan Gordillo.

“Es un monstruo. No se merece que nadie lo defienda. Pido que todo Valle Viejo salga, que pidamos Justicia», agregó.