Índice delictivo del Carnaval 2020 bajó en un 50 por ciento

FINEZA MARQUEZ GARCÍA/BOLINFO/TARIJA
(elPeriódico-febrero 27/2020) El Comandante Departamental de la Policía de Tarija, Eduardo Vargas Lema, informó en una conferencia de prensa que se realizó una evaluación, a los casos que se recibieron durante la festividad del carnaval dentro del municipio.
Vargas afirmó, que debido al despliegue de unidades de la Policía se evitó que se registren casos de mayor gravedad durante los cuatro días de festejo en la ciudad.
Según el comandante todo el personal fue desplegado por las distintas arterias de la ciudad para que la población esté resguardada y protegida. De igual manera hubo controles, en plazas y plazuelas y todos los lugares públicos en los que muchos jóvenes se estaban congregando.
“Estuvimos presentes en todos los lugares en los que se desarrollaron las diferentes fiestas que fueron organizadas por el municipio”, declaró.
La autoridad policial manifestó su sorpresa ante el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, por parte de jóvenes, dijo que esta situación debe preocupar a los padres de familia e instituciones correspondientes, ya que es “sorprendente” el consumo alcohol.
La directora de la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (Felcv) Marcela Vargas, indicó que durante la festividad se atendieron 24 casos, de los cuales 4 fueron de violencia sexual y 20 de violencia intrafamiliar.
El director de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (Felcc) Nery Ortiz, manifestó que se atendió en el lapso de los días de festejo, 17 casos que en su mayoría fueron debido, al consumo excesivo de bebidas alcohólicas.
El Apunte
Hospital saturado en los días del carnaval
El jefe de emergencias del Hospital Regional San Juan de Dios (H.R.S.J.D.D), Rubén Taqui informó que durante los días de carnaval se atendieron 520 casos, entre los cuales primaban las agresiones entre personas que se encontraban en estado de ebriedad.
Taqui explicó, que la mayoría de los casos que se recibió, se trataban de agresiones físicas, procedentes de riñas callejeras o de violencia familiar.
De igual manera informó que pese a que se aumentó el número de camas, no se tuvo el espacio suficiente por lo que se derivó a clínicas a algunos pacientes.