China suma 908 muertos y más de 40 mil infectados por el coronavirus de Wuhan

83
Los trabajadores médicos con trajes protectores atienden a pacientes en el Centro Internacional de Exposiciones y Conferencias de Wuhan, que se ha convertido en un hospital improvisado para recibir pacientes con síntomas leves causados ​​por el nuevo coronavirus, en Wuhan. (Foto: Reuters).

El nuevo coronavirus causó 908 muertos en China continental, donde el número de infectados supera los 40.000, informaron este lunes las autoridades, confirmando que la progresión de la epidemia se estabiliza.

Se han registrado 97 nuevas muertes en China continental, 91 de ellas en Hubei, una provincia en el centro de China cuya capital es Wuhan, foco de la epidemia.

El virus 2019-nCoV, que apareció en diciembre en un mercado de Wuhan, también mató a otras dos personas en el mundo, una en Hong Kong y la otra en Filipinas.

El balance global de 904 fallecidos sobrepasa el del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) que en 2002-2003 dejó 774 muertos en todo el mundo.

El sábado la OMS había dicho que el número de casos de contaminación diaria en China se había estabilizado, pero que era demasiado pronto para afirmar que la epidemia había superado su punto culminante.

Una “misión internacional” de expertos, dirigida por el veterano Bruce Aylward, que ya trabajó en otras emergencias sanitarias, partió hacia China la noche del domingo, anunció la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La fuente detalló que, hasta la pasada medianoche local (16.00 GMT del viernes), había constancia de 6.101 pacientes en estado grave, mientras que 2.050 personas habían superado la enfermedad y habían sido dadas de alta.

Por el momento, la Comisión aseguró que las autoridades sanitarias chinas han realizado seguimiento médico a 345.498 pacientes en contacto cercano con los infectados, de los que 189.660 siguen en observación.

La epidemia también se cobró la vida, este viernes de madrugada, del oftalmólogo Li Wenliang, que murió en el hospital central de Wuhan. Él fue uno de los primeros en dar la voz de alarma ante la aparición del brote, lo que le costó que las autoridades lo acusaran de “propagación de rumores”.

Fuera de China continental, se confirmaron más de 240 casos de la enfermedad en una treintena de países y territorios.

Miles de viajeros y tripulantes están retenidos en dos cruceros en Asia.

En Japón, 3.700 personas de decenas de nacionalidades quedaron en cuarentena 14 días en el crucero «Diamond Princess» después de que se confirmaran 20 casos a bordo.

En Hong Kong, unas 3.600 personas corrían la misma suerte en el crucero “World Dream”, después de que tres antiguos pasajeros del mismo dieran positivo en las pruebas del nuevo coronavirus.

Y, según un comunicado de las autoridades japonesas, se detectó un caso a bordo de otro barco, el “Westerdam”, que navega rumbo a Japón.

– Suspensiones de vuelos –

Numerosas compañías aéreas suspendieron los vuelos con China continental. Las estadounidenses United y American Airlines cancelaron los vuelos también a Hong Kong e Indonesia bloqueó a miles de turistas chinos en Bali al anular las conexiones aéreas.

Air France y KLM anunciaron el jueves que prolongaban hasta el 15 de marzo la suspensión de sus vuelos a China continental, prevista en un principio hasta el 9 de febrero.

Bajo presión, las autoridades hongkonesas cerraron la práctica totalidad de pasos fronterizos con el resto del país e impondrán a partir del sábado una cuarentena de dos semanas a todos los visitantes provenientes de China.

A nivel de evacuaciones, dos aviones militares brasileños partieron para repatriar a sus ciudadanos de Wuhan, y otros dos aviones estadounidenses hicieron repatriaciones el jueves, mientras se preparan dos vuelos adicionales para el viernes.

Y aunque el miércoles se declararon “extremadamente preocupados”, los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 aseguraron el jueves que la competición se celebraría “según lo previsto”.

El balance de la epidemia ascendió a 630 muertos en China continental (sin contar Hong Kong y Macao), después de que la provincia de Hubei informara el viernes de 69 decesos más (y de 2.447 nuevo casos). Fuera de China, la enfermedad se cobró dos víctimas, una en Filipinas y otra en Hong Kong.

La tasa de mortalidad del nuevo coronavirus, de alrededor de un 2%, sigue estando muy por debajo de la de la epidemia del SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave) que mató a 774 personas en el mundo entre 2002 y 2003.