Primeras elecciones post Brexit

34

(09 – 02 – 2020) A casi un siglo de su primera elección como país independiente del Reino Unido, y a solo una semana del Brexit, Irlanda organizó ayer sábado uno de los comicios más inciertos de su historia reciente. Como nunca antes, está en discusión la supremacía de los dos partidos que dominan la vida política de la República desde su fundación: Fine Gael (“Familia de los Irlandeses”), la fuerza del taoiseach (primer ministro) Leo Varadkar, y Fianna Fáil (“Soldados del Destino”).

Ambos partidos son ideológicamente difusos. Tienen vertientes conservadoras y progresistas en su interior, y coinciden en su liberalismo en materia económica. La mayor diferencia es histórica: los fundadores de Fine Gael apoyaron el Tratado Anglo-irlandés que puso fin a la guerra de independencia (1919 — 1921), pero los de Fianna Fáil se opusieron, porque convirtió a Irlanda en un dominio británico en vez de proclamar una república —algo que se concretaría en 1937— y aceptó la partición de hecho en el norte del país.

Los bandos contrarios se enfrentaron en la Guerra Civil Irlandesa (1922 — 1923), que terminaría con el triunfo de los primeros. Con el correr de los años, la enemistad se fue apaciguando y los partidos se fueron pareciendo cada vez más. De hecho, Fianna Fáil, que fue expulsado del poder en 2011, castigado por la severa crisis económica que atravesaba el país, le dio apoyo parlamentario a Fine Gael para formar un gobierno minoritario en 2017.