Reclamo de vecinos

Discotecas, karaokes y otros locales nocturnos infringen normativas

153
Una de las discotecas clausuradas por no tener licencia de funcionamiento.

Sin licencia de funcionamiento y faltando a la norma, así   funcionan diferentes centros nocturnos    en el municipio de Tarija

FINEZA MARQUEZ GARCÍA/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico-enero 17/2020) La proliferación de discotecas y locales nocturnos se ha convertido en focos de excesivo ruido en  la noche, además de generar  inseguridad en las zonas en las que se encuentran ubicados, según la denuncia de vecinos.

El comandante de la Guardia Municipal Aldo Vega, declaró que hace 25 días recibió la denuncia de que la discoteca Greenwood en el barrio El Molino no contaba con licencia de funcionamiento, motivo por el que procedieron con la notificación y la posterior remisión a la Unidad de Ingresos.

“Se logró verificar que este local estaría funcionando sin licencia de funcionamiento. Sin embargo, la pasada semana nuevamente este local abrió sus puertas, motivo por el que tomamos acciones y procedimos a la clausura”, declaró el funcionario municipal.

Indicó que esta clausura está  amparada en la Ley 013, misma que refiere que ningún local puede funcionar si no cuenta con la licencia de funcionamiento.

Tras realizar la clausura del local, los propietarios  pretendieron  abrir nuevamente sus puertas, motivo por el que los funcionarios pactaron una reunión con el personal de la Dirección de Ingresos Municipales.

En caso de abrir sus puertas sin el permiso correspondiente, la Alcaldía anunció una fuerte multa en contra de los propietarios.

Vega sostuvo, que cualquier local que no posea la licencia de funcionamiento no puede operar, por este motivo,  junto con la Unidad de Ingresos Municipales.

Vecinos de la zona, manifestaron su preocupación por la contaminación acústica, ruido que emiten estas discotecas; además de la “gran cantidad” de basura que queda al día siguiente en sus inmediaciones.

Los vecinos expresaron su disgusto por las peleas entre las personas que salen de estos “boliches” y que además generan una gran cantidad de basura.

El comandante de la Guardia Municipal de Tarija Aldo Vega.

Sin embargo, su mayor molestia se debe al ruido generado por las discotecas y por los “bocinazos” de los vehículos en la madrugada.

“Vivo hace muchos años en la zona, vivíamos en completa paz antes de que esta discoteca se instale en la zona. Tenemos que aprovechar los domingos para descansar, esto se debe a la bulla que generan”, enfatizó otra vecina del lugar.

“Algunas veces encontramos vómito seco en nuestra puerta. Un viernes regresamos a medianoche y hallamos a jóvenes orinando en la puerta de mi domicilio”, reclamó uno de los vecinos.

Los vecinos del barrio El Molino, expresaron su molestia por la cantidad de discotecas que se instalaron en la zona.

El secretario de Medio Ambiente de la Alcaldía Álvaro Orozco Herbas,  informó que a través de la Ley 1333 de medioambiente.

El reglamento de esta normativa nacional sobre contaminación acústica, indica que son permitidos parámetros de 68 decibeles como máximo, en horarios de 22:00  a 6:00 de la mañana, cualquier discoteca o actividad económica que supere ese nivel permitido en dicho horario,  debe estar sujeto a una adecuación ambiental que permite regular el sonido.

“Desde el año 2001, la norma establece que en la ciudad de Tarija, que  se procede con la adecuación, caso contrario se imprimen multas y se continúa con el proceso administrativo hasta recomendar a la Dirección de Ingresos la clausura de dicho negocio”, refirió.

El secretario municipal invitó a que los ciudadanos  que se sienten afectados por este tipo de problemas, presenten su queja a la División de Medio Ambiente ubicada en el segundo piso del mercado San Martín o en su defecto,   hacer el envío de una nota al despacho del alcalde en las oficinas centrales del barrio Salamanca.

El secretario de Medio Ambiente de la Alcaldía Álvaro Orozco Herbas.

Locales clandestinos

Los requisitos para que un solicitante acceda a la autorización de un comedor son: espacios adecuados, baños para ambos sexos, cocina amplia, inocuidad y utensilios.

Si en cualquier inspección que es realizada al local, este no cumple con los requisitos referidos,  además del rubro estipulado en la licencia de funcionamiento, la Intendencia emite un certificado que será enviado a la Dirección de Ingresos para iniciar el trámite de clausura, además de las multas.

Restaurantes y comedores populares en diferentes zonas de la ciudad, infringen la norma, y hacen mal uso de  la licencia de funcionamiento,  porque las  actividades que realizan, no están contempladas dentro del permiso otorgado por la Dirección Municipal de Ingresos.

Requisitos

Los requisitos para abrir restaurantes, bares, karaokes, lenocinios, discotecas, whiskerías, bares y otros son: formulario de inspección, fotocopia de cédula de identidad, fotocopia del número de identificación tributaria (NIT) , certificado de la Intendencia, certificado sanitario, licencia ambiental, contrato con empresas de taxi, contrato con empresa de seguridad privada, instalación de cámaras de seguridad en el ingreso y en el interior, registro de Fundeempresa, certificado de antecedentes emitido por la Policía Boliviana, testimonio de constitución del nombre de la sociedad, fotocopia de poder notariado para el representante  legal. (eP).

Nota de Apoyo

Daños por ruido excesivo

La proliferación de discotecas y locales nocturnos se ha convertido en focos de exceso de ruido en horas de  la noche. Los problemas de salud en los que derivan de los negocios derivados de estas fiestas son: Pérdida del oído, dolor de cabeza, mareos e hipertensión, ansiedad, fatiga, nerviosismo, estrés, insomnio y falta de concentración.

Podemos captar y soportar sonidos de 0 a 120 decibelios, una cifra que señala el umbral del dolor. Sin embargo, cuando se traspasa ese máximo y los sonidos pasan a convertirse en ruidos “insoportables”, se producen graves daños como la rotura del tímpano.

Los problemas de salud en los que derivan de los negocios derivados de estas fiestas son: Pérdida del oído, dolor de cabeza, mareos e hipertensión, ansiedad, fatiga, nerviosismo, estrés, insomnio y falta de concentración.

Sin duda, el ruido a la hora de dormir es el principal problema. Cuando los ruidos se convierten en una constante a la hora de conciliar el sueño, pasan a ser en un problema crónico dando lugar a cambios de humor, mal rendimiento y otros efectos a largo plazo tales como insomnio o alteraciones en las etapas del sueño.

Y como efectos secundarios, al día siguiente se pueden experimentar la fatiga, un estado de ánimo depresivo, además de una disminución del estado de alerta, provocando accidentes.

La mayoría de los administradores de estos centros nocturnos operan sin cumplir con las condiciones necesarias.

Los Datos

Lo que se hace es revisar a través de un sonómetro que está calibrado para medir la intensidad del sonido mediante el cual se conoce los decibeles.

Según la Ley 013, los locales nocturnos deben estar ubicados a 300 metros de colegios, iglesias, centros de salud y otros.

El Apunte

Incumplimiento de la norma

La mayoría de las discotecas, karaokes y locales nocturnos en la ciudad de Tarija, incumplen un gran número de normativas, desde la inauguración de los boliches sin licencia de funcionamiento, ni aisladores de sonido, hasta la ubicación de los mismos: cerca de iglesias, centros de salud y colegios.

Salidas de emergencia y extintores brillan por su ausencia dentro de este tipo de lugares, situación que presenta un riesgo altísimo para los usuarios en caso de producirse algún accidente.

Los locales clandestinos que funcionan sin control ni licencia también son un problema sin solución para los vecinos de algunas zonas de la ciudad.