COCHES

Carlos Sainz gana la décima etapa y encarrila su tercer Dakar

AGENCIAS

El piloto español Carlos Sainz (Mini) dejó este miércoles encaminada la consecución de su tercer Dakar al ganar ampliamente la décima etapa, cuya última parte fue cancelada por las fuertes rachas de viento que impidieron el sobrevuelo de los helicópteros sobre la zona de competición. Por su parte, Fernando Alonso sufrió un espectacular vuelco en una duna al comienzo de la etapa.

Sainz, que partía con solo 24 segundos de diferencia sobre Nasser Al Attiyah (Toyota), sacó casi 18 minutos de ventaja al catarí y casi 12 al francés Stéphane Peterhansel en apenas 223 kilómetros de etapa, el punto donde se canceló el resto del recorrido, que inicialmente era de 536 kilómetros cronometrados.

La etapa fue cancelada en el kilómetro 345 y ningún piloto hará los 175 kilómetros restantes entre los enclaves de Haradh y Shubaytah, dentro del ‘Cuarto Vacío’ de Arabia, un gran desierto de 650.000 kilómetros cuadrados prácticamente deshabitado.

Sainz acertó al no seguir las huellas de Al Attiyah y Peterhansel

Tanto Peterhansel, ganador de la novena etapa, como Al Attiyah, que había finalizado segundo, fueron los dos primeros coches en salir en esta jornada, y en su labor de abrir pista y encontrar el rumbo correcto cometieron un error cuyo beneficiado directo fue Sainz, que salía justo detrás de ellos.

El piloto madrileño optó por no seguir las huellas de los otros dos y encontró el camino correcto para sacar una ventaja que puede ser absolutamente decisiva para el final del rally.

La cancelación de la segunda mitad de la etapa, donde todavía restaban 175 kilómetros por cronometrar, impidió que Al Attiyah y Peterhansel pudiesen recuperar terreno sobre el español.

Espectacular vuelco de Alonso

Tampoco fue un buen día esta vez para el español Fernando Alonso (Toyota), que sufrió un vuelco al atravesar una duna en una zona de espectadores que se encontraba a un kilómetro de la salida de la etapa.

El automóvil de Alonso dio dos vueltas de campana y volvió a quedar sobre las cuatro ruedas, pero sufrió algunos daños como la pérdida del parabrisas, lo que obligó al campeón de Fórmula 1 a detenerse durante más de una hora.

Aunque parecía que iba a esperar al camión de asistencia para hacer algunas reparaciones, el asturiano reanudó la marcha con el objetivo de completar el tramo hasta el punto donde se ha cancelado la etapa. Según ha podido saber TVE, el asturiano podrá cambiar la luna y continuar en carrera.

Alonso se había metido el martes entre los diez primeros de la clasificación general tras cuatro jornadas donde había encadenado una dinámica de terminar las etapas dentro del «top 10», incluido el segundo puesto de la octava etapa.