México sueña ser sede del Mundial

CIUDAD DE MÉXICO, 10 ENE

El conflicto entre Estados Unidos e Irán aumentó, a ojos de los expertos locales, la posibilidad de que México surja como posible sede sustituta del Mundial de Fútbol de 2022, en reemplazo de Qatar, acusado de fuertes vínculos con Teherán.

Por ahora, parece una idea descabellada, pero poco a poco empieza a tomar forma en la imaginación de algunos especialistas, quienes creen que si el impacto del genera iraní Qasem Soleimani agrava las tensiones bélicas en el Medio Oriente, el primero en la fila para sustituir a Qatar es México.

«Aunque la posibilidad es remota, se debe tomar en cuenta que desde hace más de dos años, Qatar es señalado por algunos países asiáticos por presuntamente promover el terrorismo de la mano de Irán», recordó el deportivo La Afición.

Por lo tanto, la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) «podría retirarles la sede del Mundial», programado para celebrarse del 21 de noviembre al 18 de diciembre, agregó.

México ganó ya la sede para la edición posterior a Qatar del máximo torneo del balompié internacional, en conjunto con Estados Unidos y Canadá, que estrenarán la nueva modalidad de 48 participantes.

«Difícilmente, en un estado de guerra virtual, las delegaciones de varios países van a querer visitar una zona de conflicto», señaló el especialista en telecomunicaciones Javier Tejado. «De hecho, la selección de futbol estadounidense ya canceló los juegos preparatorios al Mundial que tendría este año en Doha», indicó.

    Según el experto, la probabilidad de que se cancele el Mundial en Qatar y se adelante el de México «es real y, de concretarse, la FIFA lo deberá anunciar hacia mediados de este año, para evitar contratiempos a los cientos de miles de viajeros que asisten a los mundiales».

Robert Kraft, presidente del Comité Organizador del Mundial 2026, ha dicho que Norteamérica «está lista si la FIFA decide cambiar el torneo hoy mismo».

México y Canadá solo albergarían 10 partidos cada uno, pues la sede principal sería Estados Unidos. Los escenarios elegidos para el torneo serían el Estadio Azteca, de la capital, el Akron de la ciudad de Guadalajara (occidente) y el BBVA de Monterrey (norte).

Tejado recuerda que en 2014 se dio el escándalo de sobornos en el cual se reveló que directivos de la FIFA aceptaron compensaciones millonarias por derechos de transmisión en televisión (400 millones de dólares) para darle la sede mundialista al emirato «a pesar de no cumplir con importantes requisitos para serlo».