Juan Carlos Silos a un paso de Guabirá

REDACCIÓN CENTRAL

El delantero de Real Tomayapo Juan Carlos Cristian Silos está a un paso de lograr otro de sus sueños, ser futbolista profesional, ya que tiene 80% arreglado con Guabirá de Montero, Santa Cruz, así lo señaló el propio jugador chaqueño.

“Efectivamente tuve un acercamiento con la dirigencia de Guabirá, restan detalles nomas para que se confirme mi vinculo a Guabirá, estamos en un 80% de acuerdo y bueno, gracias a Dios llega esta oportunidad tras un buen año que tuvimos el 2019”.

Un 2019 a puro gol, con buenos partidos, un despliegue envidiable y la garra de siempre marcan tu presente no es cierto.

“Gracias a Dios así es, hicimos bien las cosas en Real Tomayapo, ser el goleador del equipo de la Copa Simón Bolívar no hubiera sido posible sin la bendición divina, sin el apoyo de la dirigencia, cuerpo técnico y compañeros que me abrieron las puertas desde que llegue y bueno, pudimos responder en la cancha”.

Respecto al próximo paso, Juan Carlos Silos se tiene fe, sabe que con trabajo aprovechará la oportunidad que se le presenta para intentar llegar más lejos.

“Pues la fe para mi es lo principal, creo que si no tendría fe en Dios no tendría ni goles y ni me iría bien en mi carrera, la fe para mi es lo que me hace entrenar el doble para conseguir algo”.

Juan Carlos Silos tuvo un 2019 de ensueño, llegó de Villa Montes tras haber sido uno de los goleadores del club Quebracho, estaba con casi todo para arreglar con el club panoseño de García Agreda, pero una llamada de Real Tomayapo cambió sus planes.

Se decidió por el cuadro Verdolaga donde rápidamente se ganó la confianza del entrenador Horacio Pacheco, quien vio los atributos del delantero, velocidad, fuerza, definición y garra, el tiempo no tardó en darle la razón ya que empezó a marcar goles, primero en la Asociación Tarijeña de Fútbol.

Luego llegaría la Copa Simón Bolívar y nuevamente Juan Carlos Silos recibió el espaldarazo, pese a la competencia que tenía, interna y externa, el chaqueño no se amilanó y siguió en lo suyo, para acabar la temporada como el máximo artillero de la Simón Bolívar en 2019, 16 goles lo catapultan a que aparezca en la órbita un club profesional, Guabirá tiene casi todo cerrado para que el delantero lleve sus goles.