Sarampión: 3 cifras que muestran la enorme dimensión del «devastador brote» de la enfermedad

145
Madagascar es uno de los cinco países donde ocurrieron casi la mitad de los casos de sarampión en el mundo.

FUENTE: BBC

Los expertos lo llaman una «atrocidad» y «un fracaso colectivo»: hay niños que siguen muriendo por el sarampión, una enfermedad que puede prevenirse con una vacuna.

Eso a pesar de que el mundo estaba a punto de erradicar el sarampión y porque la falta de vacunación ha hecho que en los últimos años volviera a aparecer.

Según una nueva estimación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, 140.000 personas murieron a causa de sarampión en 2018 debido a «devastadores brotes» de la enfermedad en todas las regiones del mundo.

«El hecho de que un niño muera por una enfermedad como el sarampión, que se puede prevenir con una vacuna, es francamente una atrocidad y un fracaso colectivo para proteger a los niños más vulnerables del mundo», declaró el doctor Tedros Adhanom Ghebreysus, director general de la OMS.

Estos son 3 cifras que muestran la enorme dimensión del sarampión en el mundo.

niño vacunado
Image captionLos programas de inmunización son importantes para proteger a toda la población de un país.

1. 9.769.400 casos de sarampión en 2018

El año pasado se registraron 142.300 muertespor culpa del sarampión. En total, hubo 9.769.400 casos.

En 2017, dice el informe hubo 7.585.900 casos y 124.000 muertes, lo que muestra cómo la enfermedad ha ido en aumento en los últimos años.

Número de casos y muertes por región (2018)
África1.759.000 casos y 52.600 muertes
América83.500 casos (no hay número disponible de muertes)
Mediterráneo Oriental2.852.700 casos y 49.000 muertes
Europa861.800 casos y 200 muertes
Sureste de Asia3.801.800 casos y 39.100 muertes
Pacífico Occidental408.400 casos y 1.300 muertes

2. Sólo 70% de niños en el mundo recibieron la segunda dosis de la vacuna (se necesita una cobertura de 95% para proteger a la población)

Los bebés y los niños pequeños son los que están en mayor riesgo de una infección de sarampión, con complicaciones potenciales como neumonía y encefalitis (inflamación del cerebro), además de discapacidades de largo plazo, como daño cerebral permanente, ceguera y sordera.

Tal como señala el informe de la OMS y CDC, «evidencia recién publicada muestra que contraer el virus de sarampión puede tener un impacto más extenso a la salud a largo plazo, ya que después de una infección el virus daña la memoria del sistema inmune durante meses o incluso años».

Esto es lo que los expertos llaman «amnesia inmunológica», que deja a los sobrevivientes vulnerables a otras enfermedades potencialmente mortales como influenza o diarrea severa debido a que la infección daña las defensas del sistema inmune del paciente.

vacuna triple
Image captionUn polémico estudio que vinculó la vacuna triple (sarampión, rubeola y paperas) con el autismo condujo a una reducción en las tasas de vacunación.

Los expertos calculan que durante los últimos 18 años se han salvado más de 23 millones de vidas gracias a los programas de vacunación de sarampión.

El problema está en que las tasas de vacunación en todo el mundo se han estancado en la última década. Y se necesitan dos dosis de la vacuna para que una persona quede protegida.

La OMS calcula que en 2018 86% de niños recibieron la primera dosis de la vacuna de sarampión como parte de los servicios de vacunación de sus países.

Sin embargo, menos de 70% de los niños recibió la segunda dosis que se recomienda.

Según la OMS es necesario que en cada país haya una cobertura de vacunación de 95% con dos dosis en todas las comunidades para que toda la población esté protegida de la infección.

Niña con sarampión
Image captionEl sarampión es una enfermedad que se previene con la vacunación

Sin embargo, cuando un número significativo de niños queda sin vacunarse toda la comunidad en la que viven queda en riesgo de la infección.

Y las cifras del informe muestran que los mayores brotes de sarampión en los últimos años han ocurrido en países y comunidades con programas débiles de inmunización.

«Hemos tenido una vacuna de sarampión efectiva y segura durante más de 50 años», afirma el doctor Robert Linkins, presidente de la Iniciativa Sarampión y Rubiola de los CDC.

«Estos cálculos nos recuerdan que cada niño, en cada lugar del mundo necesita -y merece- esta vacuna salva vidas. Es necesario cambiar esta tendencia y detener estas muertes prevenibles mejorando el acceso y cobertura a la vacuna de sarampión», agrega el experto.

3. 5 países con casi el 50% de los casos

Aunque los países más pobres son los más afectados por los brotes de sarampión, el problema es global, afirman los expertos.

El informe de la OMS y los CDC encontró que el sarampión está teniendo un impacto más grave en países de África subsahariana, donde muchos niños han quedado sin vacunar.

Pero en 2018, la mitad de todos los casos de sarampión del mundo ocurrieron en cinco países: República Democrática del Congo, Liberia, Madagascar, Somalia y Ucrania.

Bebé con sarampión
Image captionUn descenso en las personas vacunadas es una de las causas para la aparición de nuevos brotes del sarampión, advirtió la OMS.

El problema, sin embargo, también ha tenido un grave impacto en los países ricos.

En Estados Unidos, el sarampión fue declarado eliminado en 2000.

Sin embargo, la enfermedad ha resurgido y se ha convertido en un problema preocupante de salud pública con el número más alto de casos de sarampión en 25 años.

Y cuatro países de Europa: Albania, República Checa, Grecia y Reino Unido también perdieron su estatus de libres de sarampión después de brotes extendidos de la enfermedad en 2018.

(Un país pierde este estatus cuando el sarampión vuelve a entrar a la nación después de que esta declara la enfermedad eliminada y hay una transmisión sostenida y continua durante más de un año).