Reaparece Alcaldesa de Vinto y repudia la violencia: “Qué clase de humanidad estamos criando con tanto odio”

172

Fuente: Erbol

La alcaldesa de Vinto, Patricia Arce, quien fue siendo víctima de hechos de humillación durante los violentos conflictos previos a la caída de Evo Morales, reapareció este miércoles en público y lamentó el odio y la violencia entre bolivianos. 

Arce se expresó a tiempo de retomar sus funciones en el Gobierno Municipal de la localidad cochabambina, reportó radio Kancha Parlaspa de la Red ERBOL.

La alcaldesa dijo sentirse apenada respecto a la violencia vivida y a las agresiones a las que fue sometida y que circularon, incluso a nivel internacional en distintos medios audiovisuales. 

“No estoy enojada, estoy muy apenada; no sé qué clase de humanidad tenemos, no sé qué clase de gente estamos criando, es una reflexión para los padres, porque no podemos criar a nuestros hijos con tanto odio”, lamentó la autoridad.

Durante las manifestaciones del 6 de noviembre, Arce fue retenida por un grupo de personas que la culpaba de organizar grupos de choque. Le echaron pintura roja y le cortaron el cabello, antes de entregarla a la Policía.  

La mujer denunció que vivió un calvario y debe sobrellevar un impedimento médico de 14 días. En ese marco, informó que aún debe ser sometida a varios análisis para determinar la gravedad de su estado de salud. 

La alcaldesa aprovecho para pedir disculpas por los días de su ausencia: “Mi salud no permitía dar ningún tipo de conferencia, estaba muy delicada de salud”.

“No quisiera que ningún ser humano pase lo que he pasado”, afirmó afectada en rueda de prensa. 

Agregó que ha presentado dos denuncias: una por lo sucedido contra el municipio y su infraestructura y otra por las agresiones sufridas.

Dejó en manos de las autoridades competentes las investigaciones y las sanciones del caso, pero recuerda que existen varios videos en los que ya reconoció a algunos de los agresores, los que atentaron tanto a su integridad física como a los bienes del municipio.

“A ningún ser humano se le hace lo que han hecho contra mi persona”, acotó.