Colombia encara séptimo día de protestas con tibia adhesión a huelga

77

El Comercio

Los colombianos se movilizan este miércoles en todo el país en un nuevo paro nacional convocado por los líderes de las centrales obreras y movimientos sociales, el lo que representa el séptimo día de protestas contra el Gobierno del presidente colombiano, Iván Duque.

El sistema de transporte público Transmilenio reportó que su operación, en contraste con los días anteriores de manifestaciones, “transcurre con total normalidad en las diferentes troncales”.

Sin embargo, los portales de Suba y la Calle 80, dos de las estaciones más grandes del sistema en el oeste de la ciudad, fueron cerrados parcialmente porque allí se reunieron ciudadanos y bloquearon la entrada y salida de autobuses.

En Suba, el barrio más populoso de Bogotá, centenares de personas con carteles de apoyo a la protesta comenzaron a caminar por los carriles del Transmilenio ante la mirada atenta de la Policía pero sin incidentes.

Transmilenio también informó que “por manifestaciones ajenas a la operación se deja de atender” otras tres estaciones de la Calle 80, donde un pequeño grupo de personas salió a rechazar la política económica y social del Gobierno.

La zona del Portal de las Américas, uno de los focos de los disturbios de los últimos días en Bogotá, amaneció militarizada y con fuerte presencial del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía, pero hasta el momento no ha habido ninguna manifestación ni bloqueos de calles.

En el centro financiero, el movimiento parecía el habitual con la gente yendo a sus trabajos, pese a que en la última semana la Carrera Séptima fue cerrada por tramos casi todos los días debido a las manifestaciones.

No obstante en la Vía Panamericana, principal carretera del suroeste de Colombia, comunidades indígenas bloquearon el paso en dos tramos entre las ciudades de Cali y Popayán en rechazo a la muerte del bachiller Dilan Cruz, de 18 años, la primera víctima mortal de la violencia policial en las protestas contra el Gobierno.

Según aseguró el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), “el Estado no puede tratar a la movilización social como si actuara con enemigos de guerra, nunca lo ha debido hacer” y es por ello que decidieron sumarse al “paro nacional”.

Manifestantes protestan por el asesinato del joven Dilan Cruz a manos del Esmad. (AFP / Juan BARRETO).

Manifestantes protestan por el asesinato del joven Dilan Cruz a manos del Esmad. (AFP / Juan BARRETO).